Conductor de un camión salva su vida tras  ser embestido y volcar en un barranco


Una persona de sexo masculino que se desplazaba a bordo de un camión por la ruta nacional 34, salvó milagrosamente su vida  en la tarde noche de ayer, tras volcar en un barranco luego de ser impactado por otro rodado de gran porte, cuyo chofer salió de una estación de servicio, invadió la cinta asfáltica, provocando un incidente vial que podría haber terminado en una tragedia. El camión siniestrado transportaba mercadería, en su gran mayoría conservas en latas, por lo que de inmediato, gran cantidad de personas, llegó hasta el lugar para llevarse la carga que quedó esparcida por el barranco que hay en ese tramo de  la ruta. La policía debió reforzar la zona para evitar el saqueo y hasta el cierre de esta edición, continuaba cortada la ruta y tanto la policía como la gente permanecían en el lugar.


Datos recabados por nuestro diario, permitieron saber  que el accidente se registró en las últimas horas de la tarde, sobre la ruta nacional 34, a la altura del barrio Ejército del Norte, ubicado al oeste de la ciudad.  Por el lugar en sentido sur-norte, se desplazaba un camión Mercdes Benz de color blanco, conducido por una persona de sexo masculino, identificada por la policía como Luis G. mayor de edad, quien había salido hace tres días desde la provincia de Buenos Aires con destino final Pocitos, transportando en el semi mercadería, en su gran mayoría conservas en latas.  En tanto, desde una estación de servicio ubicada en frente del citado sector vecinal, salía un camión marca Scania de color rojo, con dos personas a bordo, ambas  oriundas de Paraguay, quienes transportan en el semi bolsas de sal gruesa. Sin percatarse de la presencia del camión Mercedes Benz, el conductor paraguayo invadió la ruta y fue a impactar con la rueda delantera al Mercedes Benz. Tras el fuerte impacto, el conductor se aferró al volante, hizo todo lo posible para llevar el camión por la banquina, pero el semi  tiró provocando el vuelco del camón que dio dos vueltas, quedando la cabina prácticamente destrozada y cayó a un barranco que si bien, no es pronunciado, es un peligro para los conductores, teniendo en cuenta de que en ese tramo no se han colocado barreras de contención o guadarrail. 


Afortunadamente, tras los tumbos que dio el camión, se rompió una parte del asiento del conductor, lo que le sirvió de protección y evitó que la chapa le cortara el cuello, así lo relató a nuestro diario la propia víctima. “Dios me salvó la vida, en ese momento sólo pensé en Dios, el soporte del asiento se quebró y  me rozó un poco a la cara, no me lastimó mucho, si no se hubiese roto, la chapa me cortaba la cabeza”, dijo tras  indicar que el camión salió de la estación de servicio sabiendo que él venía circulando, “por delante mío venían cuatro autos, cuando terminaron de cruzar el camión se mandó, comencé a frenar y no podía tirarme para el carril contrario porque el semi del otro camión estaba atravesando la ruta y lo iba a chocar de frente, después de que me impactó intenté llevar el camión por la banquina, pero la cola me tiró y me llevó a dar dos vueltas.

 

Cuando todo paso, estaba consiente, alcancé a sacarme el cinturón vinieron dos personas y me ayudaron a salir. Fue un milagro, ver el estado en que quedó la cabina y solo tener cortes y golpes, es un  verdadero milagro”, dijo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...