"Se necesitan nuevas vacunas que sean efectivas para nuevas variantes"

El país está teniendo un piso de contagio mínimo. ¿Cree que esta baja pueda mantenerse, o que quizás algo genere que haya un rebrote de contagios?

-Estamos teniendo muchas semanas consecutivas con disminución progresiva de casos. O sea que estamos en los niveles inferiores. Ya que la tercera ola está en puerta, pero todavía, puede ser que aparezca más tarde.

Yo creo que sí es posible, aún con vacunados, como está pasando por ejemplo hoy en Nueva York. Tienen 150 mil casos y llegaron a tener 200 con la segunda ola. Entonces, como ven, pasaron de no tener nada a tener ahora 150 mil casos. Esto no está para nada terminado, no está todo dicho. Creo que lo que pasa en el Hemisferio Norte, se repite también en el Hemisferio Sur, así que, probablemente, en octubre puede ser que ocurra que la Delta pase a ser una cepa más prevalente y a lo mejor dominante.

¿Para cuándo podemos esperar la cepa Delta? Y en este contexto ¿cuál es la letalidad de la variante Mu, que ya se detectó en la provincia de Salta?

-La cepa Delta es predominante en América del Norte, en Europa, antes lo fue la variante Beta, etc. En Sudamérica y sobre todo en Argentina, no es predominante por ahora. En nuestro país, por ejemplo, concretamente tenemos menos del 0,1 % de los casos que son por cepa Delta. Así que, por ahora, no superan los 300 o 400 casos confirmados.

El tema es que, la Cepa Delta puede transformarse en la cepa prevalente o dominante, como está ocurriendo en otros países, en el Hemisferio Norte. Y eso se está viendo que sucede cuando pasa de tener del 1 al 5 % de las personas que se enferman con esta cepa. Ahí puede ocurrir una dispersión mucho más importante de la cepa. Y eso según se especula o estima podría ocurrir eventualmente a partir de octubre.

Con respecto a la cepa Mu, si bien por ahora es una cepa de interés y está siendo también en algunos lugares un poco preocupante, no se ha demostrado que tenga mayor letalidad, contagiosidad, ni hospitalización. Si parece ser que tiene un poco más, como todas estas nuevas variantes como la Alfa, Delta, la Beta y la Mu, que las vacunas pueden ser un poco menos efectivas, responden menos a los anticuerpos y tienen más dificultades en los test de diagnóstico.

Pero todavía no se ha demostrado que sea preocupante o tenga mayor letalidad, sí son de interés. En la zona de Salta, parece ser que tienen más estudios de genotipificacón con respecto a la especificación de cepas, ya tienen seis cepas circulando; las preocupantes son la Delta, la Gamma, Alfa. También tienen la Zeta, la Lambda, ya que aparentemente en Sudamérica y nuestro país, todavía ni la cepa Delta es importante y mucho menos por ahora la cepa Mu.

A diferencia de lo que está ocurriendo, por ejemplo, en Colombia, Ecuador y Estados Unidos (en muchos estados), donde la cepa Mu se ha encontrado.

Entonces esto es muy dinámico y vertiginoso, etc, pero no se puede saber qué va a ocurrir y cuál va a ser la cepa dominante a futuro. Se estima que puede ser también aquí en Sudamérica, la Delta, como ha ocurrido en el Hemisferio Norte, pero por ahora son todas especulaciones.

¿Qué cree que debería hacer el Es tado con los antivacunas? ¿Se debe ir limitando cada vez los espacios dónde puedan están?

-Las personas antivacunas hay en todo el mundo. Por ejemplo, en Estados Unidos, hay estados que tienen 30‘% de vacunados y otros estados tiene arriba del 80%. O sea, es bastante heterogéneo. Mi postura, es que debería ser obligatoria la vacuna, como lo es para el sarampión, poliomielitis, etc. Son vacunas que salvan vidas.

Por ahora se está trabajando de convencer a esa gente, a pesar de que Argentina tiene un alto porcentaje de aceptación de vacunas. De todas maneras, la gente que no se vacuna tiene el beneficio de los vacunados, porque los vacunados protegemos a los no vacunados, porque somos mucho más.

El país ya tiene más del 36 % de vacunados con las dos dosis. ¿Cómo evalúa este porcentaje a esta altura del partido?

-Yo creo que con todas las dificultades que se han tenido a nivel mundial, esta parte está bien. Con aciertos y desaciertos como muchos países. Se ha hecho todo lo posible, hoy el porcentaje es alto de vacunación, por ejemplo, los más vulnerables en mayores de 18 ya tienen el 53% dos dosis, en mayores de 50 años, el 75% dos dosis, y en general para la población ya estamos cercanos al 40% con dos dosis. Y con una dosis, ya casi el 80% de la población tiene. O sea que hay una buena cobertura. Se ha progresado muchísimo con tanta disponibilidad de vacunas y todas las campañas han sido bastante exitosas y la población también ha sido muy receptiva. Son muy pocos los antivacunas.

Es una situación muy particular y un poco fanática no bien argumentada la postura que tienen, pero bueno, por suerte son poquísimos.

¿Cuándo cree que terminará la pandemia? ¿Cuándo dejaremos de utilizar barbijo? ¿Llegaremos a tener inmunidad de rebaño?

-Esto no está para nada terminado. Yo creo que el barbijo se va a seguir usando, aún en personas vacunadas, como se está viendo, porque ante todas estas nuevas variantes son menos eficaces.

Entonces te queda la protección del barbijo y ciertas restricciones para no contagiarse masivamente. Me parece que son medidas que van a seguir porque es una carrera que, por ahora, no tiene fin. Entre la cantidad y variedad de cepas que van apareciendo, las vacunas que van quedando menos eficaces, cada vez se necesitan nuevas vacunas que sean también efectivas para las nuevas variantes, es una carrera que no termina.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...