“En nuestro país, para fin de año se va a estar evaluando aplicar una 3º dosis”

En el país, la variante Delta, aún no es de circulación comunitaria, pero se han detectado casos en varias provincias. ¿Todavía estamos a tiempo de frenar la velocidad de reemplazo de otras variantes por la variante Delta?

-Sí. En toda Latinoamérica el desarrollo de la variante Delta se está haciendo muy lento y estamos evaluando que es producto de varias cosas. Primero, la cantidad de gente que de alguna manera está protegida porque tuvo la enfermedad, porque tuvo contacto con el virus y porque las variantes tanto Andina como la de Manaos, son variantes que están en nuestra comunidad y no fácilmente desplazadas por la variante Delta.

Con la cantidad de vacunados que tiene el país, 28.819.589 personas con la primera dosis y 18.723.924 con esquema completo ¿se podrá enfrentar la variante Delta?

-En este momento está demostrando que sí. No quiere decir que no vayamos a tener algún pico de circulación de la variante Delta o de la MU. Creemos que, si el pico se va a producir, no va a ser de una magnitud importante.

En la comunidad científica se está hablando de que el coronavirus se quedará "para siempre".....

-Es una posibilidad. Lo que pasa es que este virus tiene que demostrar que tiene capacidad de mantenerse circulando, como lo hace el virus de la gripe. Son muy pocos virus que pueden mantenerse año a año en forma estable. Los Sars-CoV-2 como el Nerf, no han demostrado poder de automantenerse. Se está por ver.

Investigadores de la Universidad de Oxford revelaron que la variante Delta del coronavirus infecta con la misma carga viral a las personas que están vacunadas como a las que no lo están. En este sentido ¿deberán crearse nuevas vacunas para las nuevas cepas?

-La vacunación efectiva es para proteger al paciente de una enfermedad grave o de la muerte y no de una circulación del virus. Quizás en algún momento se consiga producir, tener un desarrollo de vacunas que puedan ser efectivas en la circulación del virus, como pasa con otros virus, como la vacuna contra el sarampión, de varicela u otras.

¿Cuándo se da el conocido efecto espiralado de ascenso del virus?

-Cuando uno ve que empieza una variante nueva como la Delta en forma lenta, pero bruscamente tiene un desarrollo, como pasó en algunos lugares. En una comunidad educativa de Caba, se confirmó que hubo un grupo de pacientes que rápidamente se contagiaron. En Nueva Zelanda se dieron 70 casos, eso es lo que se llama efecto espiralado, el ascenso brusco de la contagiosidad.

¿Para poder controlar la pandemia qué porcentaje de vacunados con dos dosis se necesitan?

-Yo diría el porcentaje de protección, que lo da tanto la vacuna como el haber tenido la enfermedad. Si hay un 80% de personas protegidas, ya no habría riesgo. Y de alguna manera si se mantendrían en casos, sería una estadística muy baja y no habría ningún riesgo en la demanda del sistema de salud.

¿En qué momento de la pandemia nos encontramos?

-Quizás estamos en la cola del tren. Estos próximos tres o cuatro meses van a ser fundamentales para ver cómo va finalizando esta pandemia.

¿Cree que debería aplicarse una tercera dosis a las personas que ya cumplieron con las dos vacunas, especialmente el personal de salud?

-El mundo va hacia eso. La Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) aprobó la aplicación de una tercera dosis de la vacuna de Pfizer para los mayores de 65 años. Seguramente para el personal de salud también va a ser aprobado. En nuestro país para fin de año ya se va a estar evaluando la aplicación de una tercera dosis.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...