Equipo de profesionales aborda la obesidad infantil

No hay que mirar para otro lado. La obesidad es una pandemia que afecta de forma explícita a la niñez y la adolescencia pero no es reconocida como una enfermedad.

"La mejor forma de combatirla es enseñarle a la comunidad que existe, reconocerla de forma precoz y realizar este abordaje grupal, para evitar complicaciones tempranas", explicó la coordinadora del Equipo Interdisciplinario de Abordaje Integral de la Obesidad del Hospital Materno Infantil "Dr. Héctor Quintana", Mónica Elizabeth Carlés.

La endocrinóloga infantil indicó a El Tribuno de Jujuy que "nuestro objetivo es abordar con un equipo esta patología multifactorial y crónica que deja complicaciones como la diabetes tipo 2 y la HTA (hipertensión arterial) que, entre otras, pueden generar discapacidad".

Ofrecen acompañamiento al paciente y a la familia, "reaprendiendo los aspectos nutricionales, hábitos de vida, asistencia médica, nutricional, psicológica y social. También favorecer un ambiente óptimo para la actividad física y lúdica".

Además de la doctora Carlés el equipo está conformado por la endocrinóloga Ana Carolina Arias Cau, las nutricionistas Gabriela Giulianotti, Florencia García Tedín y Eugenia Párraga. En Psicología Patricia Corimayo y la asistente social Jimena Chavarría.

MINI GYM / LOS DOCTORES MÓNICA CARLÉS Y SEBASTIÁN HORVATH DIALOGAN CON EL INTENDENTE JORGE Y OTROS FUNCIONARIOS.

La tarea que realizan recibió un gran espaldarazo con la inauguración de un mini gym, con la colaboración de la comuna capitalina. El director del nosocomio, Sebastián Horvath, enfatizó en que "si podemos tratar esta patología tempranamente en un futuro nos ahorraremos muchos problemas de salud".

A principios de agosto un profesor de Educación Física se sumó a los profesionales para brindar clases tres veces a la semana, a la mañana y la tarde para que los chicos puedan concurrir en contraturno escolar.

La doctora Carlés apuntó que se busca allanar el camino al paciente y a su familia porque puede darse el caso de que tengan hijos con desnutrición pero también otros con obesidad. "La intención es enseñarles a comer, que tengan buenos hábitos alimentarios e iniciarlos en la actividad física", dijo.

En el aspecto nutricional se trata de ver el contexto social para adecuar la forma de alimentación y las endocrinólogas descartan si los pacientes tienen alguna otra patología.

Los laboratorios, ecografía y acompañamiento psicológico también se realizan en el hospital. Los turnos se dan cuando son atendidos en el consultorio de obesidad.

Cartilla para control y consejos

“Hidratate bien. Elegí agua”, es una de las recomendaciones que figura en la cartilla que el Equipo de Obesidad del Hospital Materno Infantil entregará a los pequeños pacientes. Acompañan los formularios de control de talla, peso, índice de masa corporal (IMC), cintura, así como las observaciones. Además de un modelo de registro alimentario. Se destaca que es importante realizar las cuatro comidas principales y no olvidarse de desayunar para que ayude en el rendimiento escolar.

Acompañamiento familiar

Un punto fundamental es que “el éxito del tratamiento depende del acompañamiento familiar”. Además hay una “carita triste” asociada a los alimentos industrializados como jugos, azucarados, golosinas, snacks y frituras. Mientras que la “carita feliz” es para los lácteos y cereales y la sonrisa de mayor amplitud se dedica a las frutas, verduras y el agua. Los bebés de 6 a 12 meses deberían tomar 800 a 1.000 ml de agua, los niños de 1 a 3 años de 1.100 a 1.300 mil, en los de 4 a 8 años 1.600 ml, los niños de 9 a 13 2.100 ml y las niñas 1.900 ml, finalmente los niños de 14 años 2.500 ml y las niñas de la misma edad 2.000 ml.

Se sugiere más movimiento y menos celular, computadora, tablets y videojuegos. Otro contenido muy importante de la cartilla es el que apunta a mejorar la autoestima de los niños, señalando las “10 frases que todo hijo debe escuchar: Eres especial, Lo hiciste muy bien, Cuentas conmigo, Tú puedes!, Inténtalo hasta que lo logres!, Estoy orgulloso de tí, Te amo, Eres importante, Eres único y Me encanta ser tu mamá/papá”. Y brinda algunas sugerencias en cuanto a la actividad física para los niños: “movete todos los días, saltá cada vez más alto, corre más fuerte, bailá y jugá mucho!”.

El tercero de la ciudad

San Salvador de Jujuy ya tiene más de 40 gimnasios urbanos, distribuidos estratégicamente para que la comunidad en general realice ejercicios físicos en forma gratuita. De ellos tres son mini gym, que están hechos a escala para niños de entre 2 y 12 años, a fin de mejorar su calidad de vida. El que está ubicado en el predio del Hospital Materno Infantil está compuesto por seis elementos.

“Les permite a los profesores de Educación Física practicar las tareas que crean convenientes”, indicó el secretario de Obras Públicas de la comuna capitalina, Aldo Montiel. El intendente Raúl Jorge acotó que “el Municipio tiene que colaborar con un programa tan importante, sentimos un gran placer de estar presente con esta gran institución y continuar con obras conjuntas”.

Vale destacar que la Municipalidad de San Salvador de Jujuy y el Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Salud, firmaron un convenio en el marco del programa “Lucha contra la Obesidad Infantil”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...