Campaña para conseguir bicicletas para diez chicos del paraje Pabellón

Carlos Dominguez, comerciante, se encuentra en la tarea de convocar a la comunidad jujeña o de cualquier otro lugar que quiera acompañarlo en esta campaña, que si bien quiere ser constante, en esta instancia está abocada en conseguir diez bicicletas de distintos rodados destinados a diez niños del paraje Pabellón, de entre 5 a 14 años que les facilite llegar a las escuelas de las cuales la primaria 290 queda en Abralaite a unos 20 km, y los que concurren a la secundaria deben caminar al menos 8 km hasta la ruta para tomar el colectivo que los lleve hasta Cochinoca, distante a unos 40 km, o llegar caminando.

En referencia a esta iniciativa, el chef y comerciante recordó que “la idea comenzó en un festejo del día del Niño y estábamos beneficiando a la gente de Tierra de valientes del Alto Comedero, donde se juntaron donaciones. Yo sabía que ellos iban a Cochinoca a llevar las donaciones y me invitaron a participar encargándome algunas cosas para que lleve. Cuando llegamos allá, la señora Beatriz Bejarano, del paraje denominado Pabellón donde no habitan más de unas sesenta personas y pertenece a la jurisdicción Abralaite, departamento Cochinoca, se comunicó con Tierras de valientes“.

En la oportunidad, la madre de ocho niños les comentó la situación de los pequeños del Paraje Pabellón, que caminan para llegar al colegio entre 15 y 20 kilómetros porque no llegan los vehículos y por las huellas sólo pueden llegar al paraje a lomo de algún animal o en bicicleta. Hay algunos niños que van a la escuela 290 de la localidad Abralaite ubicada a unos 15 o 20 km, y otros van al secundario de Cochinoca por lo que mínimamente deben caminar 8km hasta la ruta para tomar el colectivo que los lleve, o caminar”.

Por esta situación, el chef cordobés señaló que “específicamente estamos solicitando en donación bicicletas para que los chicos más grandecitos no vayan caminando ya que recorren entre 4 a 6 horas diarias, para llegar a la ruta y tomar un colectivo para poder ir hasta Cochinoca”.

“Son 14 niños de los cuales 10 están en edad escolar, de manera que estarían necesitando diez bicicletas, y un carrito que se remolca con la bicicleta para poder llevar mercadería, ya que no hay almacén, ni quiosco ni algo parecido donde puedan abastecerse de mercaderías. No tienen ni luz eléctrica, y por eso cuentan con un muy pequeño panel solar que solo les alcanza para abastecer de luz a un foco por cada casa. Eso carga todo el día para poder contar con esa exigua luz en las noches”.

También ayudar en otras necesidades

Al respecto, Domínguez reflexionó “en lo increíble que en esta época todavía tengamos gente viviendo de ese modo, y por eso mi idea es saber si podemos conseguir un panel, una antena, un televisor, una computadora y ver la forma que a esa gente les llegue información y estén en contacto con el resto de la humanidad. Por eso considero de mucha importancia un panel solar más grande para que podamos conseguir todas estas otras cosas para que de a poquito estos niños que queremos ayudar, puedan ir conociendo otras cosas y sobre todo se den cuenta que no están solos y pueden acudir por ayuda y que alguien dijo mirá, está gente existe, está ahí. Es una situación muy precaria y de aislamiento que está viviendo esta gente”.

Asimismo explicó que “una vez que tenga las bicicletas en condiciones y junte la cantidad de bicicletas que necesito, les voy a pedir colaboraciones a profesionales como psicólogos, ginecólogos para las niñas y médicos, porque es gente que está muy incomunicada. Si en la normalidad estaban incomunicados, imagínese si en normalidad estaban incomunicados como debe haber sido el año pasado por la pandemia. Ellos por salud tienen que ir a la escuelita de Abralaite cuando está de turno y el médico del gobierno hace guardia allí; o si es una situación muy complicada se trasladan a Cochinoca o si es más grave se tienen que venir a Jujuy. Todo eso conlleva el viaje, alojamiento y estadía, porque no tienen asistencia médica regular. A mí la situación  que vi me preocupó un montón por el tema salud, por la carencia que viven en muchos sentidos los niños”.

Más adelante detalló que “en Pabellón hay diez niños en edad escolar hasta los 14 años y el resto de los pequeños son cuatro bebés”. De la campaña de bicicletas, y la situación de los niños, Bustamante apuntó que “por mis redes ya hemos conseguido dos bicicletas, y tengo un cliente que trabaja en el Credicoop y conseguimos una donación de 20 mil pesos, y ese dinero se dejará para cuando tenga todas las bicicletas para ponerlas en condiciones los rodados y podamos comprar parches, pegamentos, grasa, cadenas para repuesto y demás cosas porque seguramente se van a romper y ellos no tendrán como repararlas. Esto es un compromiso que como les decía a la gente que me colabora, de vez en cuando ver la forma de apadrinar para ir una vez por mes o cada tanto para ver como están. Yo necesito que estos chiquitos sepan que no están solos, que sepan que si tienen algún problema nos esperen y nos puedan decir lo que les está pasando. Creo que es importante más que todo ellos sepan que existen, que hay gente que se preocupa, que no están solos porque esos chicos la verdad, deben estar pasando cosas que no dicen porque no saben a quién contarlas para que los ayuden”. “Por ejemplo me contaron unos amigos que hacen treeking en el Norte que cuando ellos llegan a algunos pueblos y las chicas van a pedir pastillas anticonceptivas, las ponen en una hoja o afiche y las pegan en la salita y las exponen así. Por eso creo que entre todos se puede ver la forma de que la población pueda informarse de alguna manera y sepan las cosas que pasan y cambiaron en el mundo. Esa situación genera mucha tristeza, bronca y uno se pone re mal porque ver que hay gente incomunicada como ellos, y nos damos cuenta que nosotros viéndolos a ellos no nos podemos quejar de nada”.

Cabe señalar que el chef solidario, es oriundo de la provincia de Córdoba y al haber descubierto las bellezas del Norte se afincó en esa zona y trabajó en gastronomía en hoteles, y actualmente tiene salones de eventos, por lo cual todos los años en sus salones organiza y realiza a beneficio festejos para el día del niño. Así es que comenzó a llegar a esos alejados parajes de la provincia, que si bien se vieron coartados por la pandemia, se reactivó este año y siempre que puede, activa campañas a través de redes sociales para poder juntar cosas. Agregó finalmente que “lo hago de manera muy particular porque soy solo y la relación que gracias a Dios tengo son de mis clientes ya que cuando necesito cosas mando mi lista a los clientes, publico por mis redes”.

Los interesados en acercar sus colaboraciones o donaciones de todo lo que deseen no solamente de bicicletas, sino también ropa, ropa de abrigo y calzado, sobre todo para los bebés, y niños de 1 a 14 años; juguetes, mercadería no perecedera para que puedan llegar hasta ese lugar, acercarse a Avenida Almirante Brown 1220, de 18 a 21 o comunicarse al celular 388- 5805678.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...