Cantan a las cosas sencillas con la hermosura de las grandes cosas

En medio de tanta fanfarria, algarabía estudiantil, y aprovechando los permitidos nuevos de esta pandemia, hubo un lugar en la noche del viernes que fue elixir para el alma.

El placer continuo desde el inicio hasta el final de la presentación íntima y sublime del Dúo Tacta, en el bello Centro Cultural "Éxodo Jujeño", se alimentó, descartando el talento absoluto de estas voces y de estos creadores musicales, también de buena vibra, de color, de calor, de buenas intenciones, de historias, de frases, de humor, de mucho cariño y admiración entre los protagonistas y los invitados.

Cálidos, el Chango Pantaleón y Pipo Meriles conversaron y explicaron motivaciones, inspiraciones, contando por qué cada tema elegido. Es que ellos cantan desde adentro, con alma pensante, con nostalgia de culturas y tradiciones históricas. El corazón es en sus propuestas condimento fundamental. Nada hubiera sido como esa noche, y como su disco, y como sus intervenciones en los trabajos de otros colegas si ellos no encararan sus interpretaciones con la filosofía del disfrute, de la vivencia, de la valoración de los lugares, los momentos, las sensaciones y los personajes.

SUBLIME / EL ENCUENTRO CON PUCHO GONZÁLEZ.

En el fondo, la pantalla mostró durante todo el recital un recorrido por los pueblos del norte jujeño. Así, viajando y elevados por la música en vivo tan fresca, tan perfecta, tan penetrante, el público que se acercó no pudo menos que disfrutar y disfrutar a más no poder.

Cada interpretación merecía una ovación, un aplauso cerrado, porque pareciera que nunca dejan de sorprender.

Cantan a las cosas sencillas con la hermosura y la minuciosidad de las grandes cosas.

En esta primera presentación presencial después del aislamiento, pudieron presentar el disco "Taxta" que salió en 2018 y la pandemia dejó en stand by su presentación y promoción.

"La pena del coyuyo" abría la noche, y ya para la segunda interpetación invitaron a Chichón Plaza en la percusión, quien se quedó en el escenario durante todo el espectáculo. Se lo vio al músico con los ojos cerrados en varias oportunidades, disfrutando de las voces de estos amigos, como si estuviera en la platea.

Una interpretación tras otras, una más bella que otra, y se vino una zamba de Justiniano Torres Aparicio, "Faroles de Humahuaca".

Y suman juventud, un poco más adentrados en la velada, con la invitación de Juan Espinoza Simón.

Es muy hermoso escuchar de bocas de los creadores la situación y el momento de sus inspiraciones. Seguidamente Pantaleón presentó un tema que hizo junto a Hugo Nadalino, "Así Jujuy". La versión de "Lavandera chaguanca" de Alejandro Carrizo y Lucho Cardozo, en estas voces, otra gran obra de arte.

Uno de los momentos más bellos quizás haya sido la interpretación de un tema con ritmo rioplatense, compuesto junto al talentoso Fava Kindgard, a quien invitaron para cantar con ellos. La admiración de Fava hacia ellos, y el reconocimiento de ellos al cantautor (también de exquisitas creaciones), desbordaba las tablas del "Éxodo Jujeño". Impecable momento de tres grandes voces. Contaron que ese tema lo compusieron durante un viaje juntos a Buenos Aires, en la calle Corrientes una noche de eclipse. Y entonces el público se acercó mucho a los artistas al son de "Tres lunas".

De amor también se habló en este concierto, y es que el Chango contó que "Donde", el tema que seguía, era una creación junto a su compañera de la vida para hablar de las cosas que deben hablarse cuando se ama.

TODOS JUNTOS / EN EL FINAL DE UNA VELADA INOLVIDABLE

Y el placer extremo de esta presentación continuaba con "La riochiqueña", con letra de Alberto Alabí, el "Romance a Juanita" junto a otro invitado de lujo como fue el querido Pucho González; o un emotivo "Cantora de Uquía" dedicado a la gran Marcia Cabezas; el acompañamiento del virtuosismo de Miguel Vilca con su charango; y "La vendedora del andén" con otro creador generoso, José Simón.

Cacho Salaverón presentó el tema que nació de su poesía, entregada a los Tacta, para que sea música, contando una bella historia que sin dudas enmarcó esta interpretación con un sentido muy sentido, valga la redundancia. Este fue el momento de la zamba "El Promesante".

También sumaron a este encuentro con el público el tema que grabaron del tucumano Gustavo Guaráz, para un fin solidario por el hospital de Humahuaca en plena pandemia, "Aquí te espera mi vino".

En la platea, quizás el reconocimiento más autorizado, era el aplauso y la admiración expresada en los ojos del gran Rafael Díaz, voz de Los Kererinkas, una formación inolvidable, ineludible e histórica del folclore provincial.

La coronación de una actuación que fue como decía, de un placer extremo, fue con todos los artistas en el escenario cantando juntos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...