Tras prorrogar hasta el 31 de octubre las restricciones a las exportaciones de carne, limitadas al 50%, el impacto desde abril representó una pérdida de 1.084 millones de dólares según el informe de la Sociedad Rural Argentina. Desde el organismo en Jujuy y Salta plantean que no bajó el precio de la carne pero impactó en los frigoríficos que trabajan al 50%, a los empleados, y en ganaderos en la pérdida del precio de venta del 35%. En carnicerías locales coinciden en que el precio se mantiene.

"La carne no va a bajar y es lo que no entiende el Gobierno. Un informe que hizo la Sociedad Rural indica que de abril a agosto de este año, todo el sector lleva una pérdida de 1084 millones de dólares", precisó el presidente de la Sociedad Rural Jujeña, Fernando Casares.

Consideró que la medida es una postura política en la que nadie gana sino que, por el contrario, el país perdió 240 millones de dólares y menos ingresos de divisas al Estado. "Al final perdimos todos porque la carne no va a bajar", aseveró.

Explicó que a eso se debe sumar la pérdida en la caída de la ganadería, el traspaso de valor que tuvo la hacienda vendida, costos de mantenimiento, y que no se podía vender por el bajo precio en Liniers. Además tuvo que mantener la hacienda en campo y significó mayor gasto en veterinario y alimentos.

Eso se tradujo en pérdidas. "80 millones de dólares para el sector de costo financiero al no poder vender, la deuda de los bancos 92 millones de dólares más, pérdida por la caída y mortalidad de hacienda por distintos problemas del sector 37 millones, y en el sector frigorífico 165 millones de dólares", precisó.

Explicó que los cortes que dispuso el Estado que se tenían que hacer, impactó en que disminuyera el ingreso de hacienda a los frigoríficos, por lo que ingresaron menos toneladas de carne, e impactó en el personal de frigoríficos a quienes le quitaron horas extra.

Casares planteó que, si bien en el Mercado de Liniers en el último mes se mantuvo el valor de la última suba de junio y julio, nunca bajó el precio de la carne y estimó que no va a bajar. Entiende que se entregó la hacienda y la que se busca entregar no es la misma, cambiarán los precios por la calidad de carne y al continuar con la medida seguirá afectando al común de la gente.

"Pierde el sector agropecuario y el Estado", dijo y aseguró que no tiene otra lógica que la política. No obstante, explicó que hasta hace un mes cada semana subía y ahora está más estable, y aseguró que algunas carnicerías pierden en ganancia porque si no la gente no compra carne.

Dura situación de frigoríficos

Por otro lado, planteó que hay frigoríficos que están al punto de la quiebra, y quienes no pueden despedir por la medida de doble indemnización, redujeron las horas de trabajo del personal. Aseguró que fueron 59 millones de dólares que se perdieron de abril a agosto, y si se divide por día en ese lapso el sector perdió 8 millones de pesos diarios.

La limitación a la exportación de carne fue adoptada por el Gobierno a partir de las subas del 80% en la comparación interanual, y el objetivo fue contenerlo y aliviar tensiones entre el mercado interno y externo, y se diseñó un Plan Ganadero que busca impulsar la producción. No obstante, en una consulta local de El Tribuno, las carnicerías aducen que el precio de la carne está estable y la demanda fluctúa.

Carniceros afirman mantener el precio

Sobre el impacto de las restricciones del 50% de las exportaciones de carne en el precio al consumidor y consultados por El Tribuno de Jujuy, en tres carnicerías locales coincidieron en que el precio de la carne está estable.

“Bajas la verdad que no hubo, mi jefe nunca me dijo que bajó la carne”, dijo Santiago Dupont, de una carnicería céntrica. Explicó que el precio es normal, no tuvieron baja de provisión de carne y tampoco se frenó. Recordó que los precios en plena pandemia estuvieron subiendo, ahora no tan gradual pero sigue aumentando según el proveedor cerca del 10% tanto de media res como de cortes parrilleros. Fueron antes de la medida cuando pensaban cerrar y fue en Córdoba y Buenos Aires. Actualmente los blandos especiales lo comercializan a 989 pesos, paleta o roast beef a 735 o 747, y asado a 959. La demanda fluctúa según la fecha, y ayudó las honras a la Pachamama.

Por su parte, Guillermo Rojas de una carnicería de Gorriti, consideró que difícilmente baje el precio mas bien cree que subirá. “El precio se ha mantenido”, afirmó y explicó que traen carne de Santa Fe y Buenos Aires y cuesta el transporte. Sin embargo, estimó: “Fernández ha suspendido la exportación y hay muchos despidos en minorista, están criando menos y como van a carnear menos, van a hacer faltar y seguro van a traer el producto más caro”, estimó.

Explicó que los cortes más caros son de 920 y 1080 el lomo, mientras el asado está a 990 pesos, pero se mantiene. Imelda Subelza de una carnicería de Mariano Moreno explicó, “el precio se mantuvo, tratamos de vender económico a la gente porque entendemos la situación. Tratamos de vender más cantidad y ver qué se puede hacer”. El precio del blando de oferta es de 722 y 740 pesos, y el asado de 638 y 760 pesos.

Se vendió al 35% menos del valor

El referente de la Sociedad Rural de Salta, Carlos Segón, consideró que “la medida del Gobierno nos parece provocativa hacia el sector ganadero. No se puede estar cambiando las reglas de juego cada dos meses. No se puede seguir prolongando la agonía”. Afirmó que el presidente del Sindicato de la Industria frigorífica de Santa Fe, Daniel Roa advirtió que hay 150 personas que perdieron su trabajo y que los frigoríficos exportadores si tienen que trabajar al 50% de su capacidad productiva, muchos de ellos van a cerrar sus puertas. Precisó que se suspendieron horas extras ya que no pueden exportar más del 50% .

“Ante la dificultad económica se prevé el cierre de la industria frigorífica como ya pasó en el 2008. Para el productor ganadero significó en lo que es la vaca que se exporta a China el 35% de su valor, y el precio de la carne en el mostrador para la mesa de los argentinos no bajó nada”, afirmó Segón. Aclaró que se exporta un tipo de carne que en Argentina no se consume.

Planteó que lo que no se exportó desde Argentina, China se proveyó de Uruguay, con lo cual estimó que cuando se quiera recuperar los mercados traerá muchas dificultades. Explicó que si bien Salta se autoabastece, el impacto de la medida en los pequeños productores que podrían haber vendido su vaca de descarte tuvieron que venderla a un 35% menos de su valor, ya que solían destinarla a Santiago del Estero donde se exporta a China.

Ratificó también que a diferencia de lo que se espera con la medida, el precio de la carne al consumidor no bajó, porque la carne que se destina para exportación no es la misma. Aclaró que la mejor carne es la que se consume dentro de Argentina, salvo la cuota Hilton que no supera las 29 mil toneladas anuales ya que el 80% de lo que se exportaba era para China y de carne que no se consumía.

El país terminará importando

Recordó que Argentina tiene estancado su stock ganadero desde hace más de 30 años, pese a que crece la población. Con esta tendencia y si no se alienta la producción ganadera, el país terminará importándola, ya que la inversión ganadera es de largo plazo, y requiere al menos cinco años, entre que se recría una ternera, tiene la cría, y se engorda el novillo. “Con perspectivas de que no se va a poder exportar, las inversiones van a ser prácticamente nulas y muchos campos van a convertirse a otros cultivos más rentable”, dijo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...