El año de la “burbuja”

La adaptación de los estudiantes jujeños a los cambios se puso de nuevo a prueba en el 2021, y por qué no decirlo también la de los padres y docentes. Es que las clases mantuvieron regularidad presencial pero debieron amoldarse a la evolución de la situación sanitaria, partiendo con las "burbujas" desde el arranque del ciclo lectivo en febrero hasta el retorno pleno a las aulas luego de los festejos por el Día del Estudiante.

Con la finalidad de contar con mayor distancia social entre alumnos y evitar aglomeraciones los distintos niveles educativos se dividieron en dos grupos (y en algunos casos hasta en tres) conformando las "burbujas". El 17 de febrero, inició la Primaria y el 22 del mismo mes, el Secundario.

Desde el Ministerio de Educación de la Provincia siempre se hizo la salvedad que en las escuelas rurales la presencialidad siempre fue total y se destacó que Jujuy junto a Misiones fueron las provincias con mayor cantidad de días presenciales en el año.

El primer viraje de timón fue casi inmediato, es que en marzo las materias especiales pasaron a la virtualidad en la Primaria. Y la circular Nº 4 de la Dirección de Educación Secundaria, del 28 de abril, especificó que solamente cinco espacios curriculares: Lengua y Literatura, Matemática, Lengua Extranjera, Geografía y Ciencias Biológicas debían dictarse con asistencia en los colegios. Su instrumentación no estuvo exenta de causar malestar entre los docentes.

Al retornar de las vacaciones de invierno los establecimientos estatales empezaron a palpitar modificaciones, de la mano del avance de la vacunación y el descenso de casos de Covid-19. Y se optó por la gradualidad: el 24 de agosto volvieron a estar frente a los alumnos los docentes de Educación Física, en tanto que desde el 30 del mismo mes hicieron lo propio los maestros de Artística e idiomas y en el Secundario los docentes de espacios curriculares de formación general.

La fecha para la presencialidad plena urbana en Jujuy fue el 22 de septiembre, adhiriendo así a la resolución del Consejo Federal de Educación. Es decir que el final de las burbujas se dio después del Día del Estudiante.

Promediando octubre, María Teresa Bovi se convirtió en la nueva ministra de Educación de la Provincia, reemplazando a Isolda Calsina. Además de las gestiones realizadas para encontrar solución a reclamos docentes y de algunos colegios, el 7 de diciembre se realizó la Evaluación Censal de Aprendizajes, denominada "Saber Más" a los terceros años.

Asimismo se aplicó en tres etapas la asignación de vacantes de ingreso a primer año mediante sorteo y los egresados pudieron retomar el ritual de la Cena Blanca además de adoptar otras expresiones festivas y no tanto por el fin de las clases.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...