Granizo afectó 95% de viñedos de La Selestina

Por DANIEL SALAS

Los viñedos de la Bodega La Selestina, ubicados al norte de Maimará, fueron afectados en un 95% por la intensa granizada registrada en la tarde del domingo último, en esa zona de la Quebrada de Humahuaca. La grave afectación le impedirá éste año elaborar sus vinos Punta del campo (Torrontés dulce natural, y Torrontés seco) y Molle grande (Malbec).

La manga de tormenta, también provocó daños en otro viñedo (de la Bodega Jesús Vilte, en un 50%) y rastrojos de verduras y hortalizas ubicados también en San Pedrito, el fenómeno climatológico, principalmente castigó con mayor intensidad la comunidad de Huichaira, el paraje Sumay Pacha, Tilcara y el sector citado anteriormente.

Las piedras del granizo que fueron del tamaño de las bolillas, "nos tiró todo lo que es vegetación, hojas, golpeó los brotes, provocó el desmoronamiento y la rotura de los granos de uva, los racimos están dañados un 90%", relató el propietario del establecimiento vitivinícola, Cristian Sarabia.

El estado en que quedó la fruta no reunirá las condiciones necesaria para ser vinificada, inclusive, el intenso calor que en esta época se registra en la región, provocará que en muy poco tiempo se pudra, por lo que el productor está sumergido en una situación desesperante.

Las condiciones climáticas "es algo que no se pudo prever, y si bien es cierto, teníamos previsto colocar las mallas antigranizo, nos tomó por sorpresa lo sucedido el domingo", se lamentó.

Grandes pérdidas

En base a un relevamiento efectuado de los viñedos en la localidad de Maimará, el de La Selestina, fue el más perjudicado, aunque también se registraron daños en los viñedos de la Bodega Jesús Vilte, también establecidos en San Pedrito.

Por lo sucedido, anticipó que la producción "será casi nula, por el hecho que no disponemos de la fruta en buen estado para vinificar, por lo cual, este año la bodega no elaborará vino, y habrá que esperar hasta el próximo año consciente de las consecuencias que pueda generar la climatología".

"Es lamentable lo sucedido, nos truncó los proyectos y planes que teníamos previsto para la vinificación de este año, habíamos proyectado duplicar la elaboración, y que todo ello de un momento a otro se vaya de las manos por las inclemencias de tiempo, es desesperante", prosiguió Sarabia.

Consultado si se podrá aprovechar lo poco que no haya sido afectado, aclaró que será muy minucioso hacer un relevamiento de todas las plantas afectadas, porque habrá que trabajar en dos hectáreas, planta por planta, "por un lado observando los racimos si se puede recuperar algo de los granos sanos, y por otro lado, al no tener follaje la planta, no le aportará las características de aromática y el dulzor que necesita para poder ser vinificada", aclaró.

Sarabia señaló que si se intenta salvar parte de la producción "necesitamos que la planta tenga hojas para generar el alimento que precisa el racimo como lo es el azúcar. Eso, es imposible hacerlo ahora, y habrá una brotación de aquí a unos 30 días y considerando las inclemencias del tiempo, con un 95% de las pérdidas de toda la producción, es jugarse a salvar algo, pero un 5% no significa nada".

Para superar esta difícil situación, Sarabia anticipó que recurrirán al Gobierno provincial o nacional, a fin de gestionar algún recurso.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...