La familia de un joven desaparecido denunció amenazas

En medio de la angustia, la incertidumbre y la pregunta sin respuesta sobre el paradero de Gustavo Bravo, la familia del joven palpaleño denunció que recibió llamadas intimidatorias para que depongan la actitud de continuar con la búsqueda. Gustavo Bravo desapareció en el mes de septiembre del año 2019.

 

El viernes 27 de septiembre del año 2019 fue la última vez que la familia de Gustavo Bravo supo del joven palpaleño.

 

El entorno familiar, debido a lo intimidante de las llamadas que recibió y ante la posibilidad de que algo les pudiera suceder, tomaron la decisión de cambiar de domicilio y dejar la casa donde vivían al momento de la desaparición de Gustavo. Sin embargo, lejos están de detener las preguntas sobre que sucedió con él.

Nunca se pudo dar con su paradero, dejando otra herida abierta en la ciudad siderúrgica, donde junto a Viviana Rueda, suman dos jóvenes que son intensamente buscados por familiares, aunque por ahora sin una sola pista o respuesta de lo que les pasó, siendo casos abiertos que duelen en el corazón de familiares y vecinos de la ciudad.

De acuerdo a las últimas noticias que se tuvo por parte de familiares directos, quienes cambiaron domicilio, recibieron amenazas telefónicas para no seguir dando a conocer a la prensa el pedido de justicia por la desaparición de joven.

Gustavo Bravo fue visto por última vez cuando se dirigía al taller mecánico donde trabajaba para cobrar su sueldo. Vecinos lo vieron en aquella jornada en una carnicería.

Luego de 6 días de no saber nada de él, familiares dijeron que "lo vieron por última vez cuando se dirigía al taller mecánico, donde trabaja hace unos meses, ubicado en el barrio Florida para cobrar su sueldo y desde ese momento no se supo más nada".

En esa oportunidad, en diálogo con El Tribuno de Jujuy, familiares del joven se mostraron angustiados y comentaron que hablaron con el jefe de Gustavo, quien les manifestó que lo ayudó a subir a un colectivo debido a que estaba en estado ebriedad. Los mismos vecinos, afirmaron que vieron al joven el sábado en una carnicería de barrio La Merced, pero el mismo propietario lo negó.

Los familiares presentaron la denuncia en la Brigada de Investigaciones. Gustavo vestía al momento de salir de su casa, remera gris, pantalón tres cuartos y zapatillas negras.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...