"Jamás imaginamos que 'El Marginal' iba a llegar hasta dónde llegó, es un fenómeno"

En el "El Marginal 4" la trama se traslada al penal ficticio de Puente Viejo después del incendio de San Onofre y los destinos de Pastor (Juan Minujín) y de los Borges, tanto de Diosito como Mario (Nicolás Furtado y Claudio Rissi) se vuelven a reencontrar en el nuevo centro. También reaparece César (Abel Ayala) con la Sub-21 y Sergio Antin (Gerardo Romano) tratando de recuperar su poder. Por fuera también está Emma (Martina Gusmán) tratando de ayudar a Pastor. Estos son algunos de los aspectos que toma esta nueva entrega y todo va a explotar mucho más, con nuevos personajes.

El elenco de la serie creada por Sebastián Ortega se completa con Ariel Staltari (Bardo), Daniel Pacheco (James), Ana Garibaldi (Gladys), Facundo Espinoza (Enzo), Ernesto Larrese (Padre Ramón), Emanuel García (Arnold), Ignacio Quesada (Brian), Marcelo Peralta (Barny). Con la participación en este nuevo envío de actores invitados: Rodolfo Ranni (Galván) y Luis Luque (Coco).

Antes del lanzamiento de la cuarta temporada de "El Marginal", los actores Juan Minujín y Martina Gusmán conversaron con nuestro matutino y otros medios sobre esta producción de Underground y Telemundo Streaming Studiosn que cuenta con la dirección de los realizadores Alejandro Ciancio y Mariano Ardanaz.

MARTINA GUSMÁN | LA ACTRIZ SE REFIRIÓ A SU PARTICIPACIÓN EN “EL MARGINAL 4”.

¿Cómo fue volver a interpretar a Pastor y reencontrarse con el resto de los personajes?

Juan Minujín: Fue un placer total, un desafío retomar un personaje que había dejado de hacer hacía varios años, pero bueno, la serie siguió adelante con una temporada 2 y 3 muy viva y eso también hizo que la vuelta, en la 4, tuviera más carnadura todavía. Y el reencuentro con un montón de amigos y compañeros, tanto del elenco, como del equipo técnico, fue especial porque es gente muy cercana y estoy muy contento. La verdad que fue una gran experiencia, fue sumergirnos nuevamente en ese mundo y la verdad que el resultado es hermoso, cómo van fluyendo los conflictos con los Borges, con César, con el personaje de Gerardo (Romano) es un paso para adelante y está buenísimo.

Martina Gusmán: Fue una experiencia increíble para mí esta temporada, fue como un placer inmenso, el reencontrarme con Juan (Minujín) con Ale Cianzo. el director, fue pura fiesta para mí cada jornada porque era disfrutar un montón. Fue súper lindo poder cerrar así este proyecto después de 6 años, la pase muy bien. Y recuerdo todo como la secuencia de arranque que quiero destacar porque me pareció espectacular, alucinante, es una mega producción gigante. Y también vale destacar la nueva cárcel que quedó increíble. Hay un laburo atrás de producción y dirección inmenso y poder compartir eso con Juan fue espectacular y estoy muy feliz por lo que quedó, por la experiencia por poder concluir la serie así. Siento que acá hay un montón de cosas que se cierran, que se entienden, que avanzan. Es una hiper mega súper temporada. Así que estoy feliz y expectante a ver qué pasa.

¿Cómo se resignifica su personaje en esta temporada respecto de la primera y que cambios va encontrar el público?

Juan Minujín: Bueno, creo que el personaje ya maduró una serie de cosas que en la primera temporada lo sorprendían, se tiene que meter en ese mundo y ya tiene una cobertura. Antes era un policía encubierto que se debía cumplir con una misión, en esta temporada cuando Pastor vuelve a caer preso y a perder el sueño que tenía con Emma ya hay algo por lo que ya pasó, y entra en esa cárcel de una manera distinta. La relación que tiene con los Borges es distinta o con Diosito o con César y la sub-21, todo es completamente diferente y vive con el anhelo de una vida fuera con Emma - el personaje de Martina Gusmán. Pastor es alguien que ya se tropezó, que ya cayó en un pozo y salió y ahora volvió a caer, entonces los caminos que toma son distintos.

Es que la primera vez que la temporada se estrena directamente Netflix ¿Cuáles son sus expectativas?

Martina Gusmán: Es fuerte que se estrene en todo el mundo al mismo tiempo y me parece que eso de ser una pantalla a nivel mundial y que llegue a tantos países al mismo tiempo le da a la serie una masividad que es alucinante y es inverso a cómo comenzó el proyecto porque inició como un producto hiper recontra creativo que de repente explotó. Y cuando llegó a la pantalla de Netflix se comenzó a ver en el mundo y la gente comenzó a reconocerla y ahora es un estreno directamente internacional y esa posibilidad que tiene esta plataforma es alucinante: el poder llegar a tantos países simultáneamente. Y ahora vamos a ver qué pasa.

¿Llegaron a dimensionar el alcance masivo que tuvo y tiene "El Marginal"? ¿Qué les representa esta llegada con el público?

Juan Minujín: Me parece que en el mundo entero pasa que vivimos en una sociedad donde cada vez más gente queda afuera, se queda en las márgenes. Y creo que la serie le da voz precisamente a eso, creo que dentro de una ficción que tiene humor, policial y todo lo que tiene, hay una parte vinculada con esa gente que va quedando fuera de lo que es aspiracional, de lo bueno y hermoso que uno ve en los medios y en redes sociales. Hay una parte del mundo que no es así, que es de otra manera y creo que "El Marginal" pone el foco en eso. Y eso se réplica en muchos lugares, en América Latina sin duda y en otras regiones también. Me parece que algo de eso es lo que interpela a los públicos más allá de la Argentina.

Martina Gusmán: Y a mí me parece que la serie tiene algo súper transversal que es increíble, porque te cruzas con gente donde sea, con el taxista, con el chico que te acomoda la auto o con un médico o con un profesor y en cualquier tipo de escala social hay algún tipo de identificación y de interés por "El Marginal". Y en lo personal para mí fue una sorpresa todo esto y es increíble. Ya desde que empecé a leer los libros, cuando conocí al elenco, a filmar las escenas siempre fue una escalada de sorpresas y después lo que pasó con la temporada 1 cuando explotó con el público, yo jamás me imaginé que la serie iba a llegar a dónde llegó y me parece que es una locura porque generó una movida con los seguidores de fanatismo absoluto y creo que tiene que ver con la calidad del programa, tiene una técnica impecable, está filmada como si fuese cine, tiene un equipo de producción, de dirección, de arte, de actores, que es espectacular y me parece que la gente respondió a eso y se generó un fenómeno que creo que ninguno esperaba. Así que vaya mi agradecimiento para la gente.

¿Hay algo de esta cuarta temporada que quieran destacar particularmente?

Juan Minujín: Trabajamos en un lugar increíble y eso vale destacarlo especialmente. "El Marginal" 1, 2 y 3 se filmó en la antigua cárcel de Caseros en Buenos Aires, esa cárcel ya no está más como escenografía en esta entrega y estaba el desafío de donde alojar esta temporada. Y la nueva cárcel (Puente Viejo) se construye desde cero y lo hizo el equipo de arte que dirige Julia Freid, y lo hacen en una fábrica metalúrgica abandonada y lo que van a ver esuna cárcel hecha y derecha, es una construcción, no hay un decorado, se hizo ladrillo sobre ladrillo. El foco estaba puesto en que el set fuera lo más realista posible y tras unos días de filmar ahí ya sentíamos que era una cárcel. Fue un trabajo descomunal el que hicieron que no es muy común en series de la Argentina. Y hay un montón de cosas que son sorprendentes pero mejor no decir más.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...