Hacer reír en tiempos difíciles, el desafío de los payasos jujeños

El buen humor y la alegría en este tiempo tan difícil que se viene atravesando es necesario, o por lo menos permite transitarlo mejor. Aunque la magia y las risas de muchos payasos se apagaron cuando se inició la pandemia, ellos, los niños, que son la razón de ser de estos animadores, todavía los siguen necesitando. Y como dice el refrán "Toda crisis representa una oportunidad", eso mismo supieron aprovechar los integrantes de la Asociación Grupo de Payasos Solidarios (GPS) de la provincia, quienes vienen perfeccionándose para seguir divirtiendo a su público. Estos más de 30 simpáticos personajes realizaron cursos virtuales brindados desde México y Perú, para pulir sus funciones.

Ellos son Chechi, Lulú, Lagrimita, Luka, Cristian, Pomadita, Abelardo, Corazoncito, Caramelito, Katita, Petete, Chisponita, Lokito, Chuchu, Muralito, Fosforito y Fideito, quienes renovaron sus vestuarios, sus sketchs y la manera de entretener y hacer reír doblemente a los niños. También lo hicieron los animadores, pintacaritas, fotógrafo David Casimiro y los DJ Nico y Gustavo Aramayo.

La mayoría de los artistas han adaptado nuevas modalidades para seguir trabajando, desde una mirada pandémica y apuntando al cuidado. Y es que la misma relación entre los niños y los payasos ha cambiado, no solo desde el contacto, sino también la forma en que realizan los juegos, los trucos de magia y los mensajes que por la situación, se inclinan a cumplir con las medidas de cuidado, ya sea el uso del barbijo, alcohol en gel y mantener el distanciamiento.

Más presencia en casas

La presidenta de la asociación GPS, Liliana Benítez, señaló que al inicio de la pandemia el trabajo de los payasos se acortó bastante. Asimismo, se vieron forzados a solicitar a las autoridades de la Provincia ayuda y medidas para poder trabajar a través de una credencial que los habilite a cumplir con su labor, pero no lo lograron. Luego, cuando la situación sanitaria mejoró y se habilitaron las actividades, empezó a crecer la demanda, pero esta vez en un nivel importante para eventos a domicilio y no tanto en los salones de fiestas.

¿Qué se llevan en cada encuentro los payasos?. Benítez respondió a esta pregunta recordando una anécdota de cuando asistió al cumpleaños de una nena que días atrás había sufrido la pérdida de sus padres.

Pese a ese difícil momento, cada uno de los payasos de GPS supieron la enorme responsabilidad que tenían que presentar para "sacar" adelante la celebración y hacerles vivir un momento de risas a todos los niños. "Lo más gratificante para nosotros es recibir el cariño, las gracias y la felicidad de los chicos cuando nos ven. Que los padres luego llamen a los payasos diciéndole lo bien que la pasaron", expresó.

Lo cierto es que lograr hacer reír durante la pandemia es una misión muy seria y a la vez terapéutica. Y como dicen los payasos, "sin los niños, ellos no tendrían razón de ser".

Ayudan en eventos

La Asociación GPS además de llevar alegría a los niños, organiza y participa de eventos solidarios, además trabajan con el programa "Arte de mi barrio", de la Municipalidad capitalina, mediante los diferentes talleres solidarios.

Incluso, este grupo de talentosas personas, ha organizado festivales para recaudar fondos y ayudar a personas que sufrieron accidentes tránsito.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...