Tilcareños pasaron la noche en vela por la crecida del río Grande

TILCARA (Corresponsal) Los tilcareños, anoche no pudieron dormir, pasaron en vela preocupados la crecida del río Grande, como consecuencia de las tormentas registradas hacia el norte de la región, donde generaron inconvenientes en los pobladores.

El cauce del agua, a la altura del mismo pueblo, bajó de banda en banda después de la medianoche. Aquí, la comunidad inmediatamente se da cuenta cuando en situaciones particulares crece de esa manera el río.

Es que el sonido que provoca el agua al desplazarse se escucha a una considerable distancia, como también en golpeteo de las piedras que arrastra la fuerza del agua turbia (color marrón).

Tilcara, ayer amaneció lloviznando y hasta la media tarde, el cielo solo se mantuvo nublado, después se registró una lluvia común, pero permanente que no generó inquietud en los vecinos, sin embargo se apreciaba hacia el norte, la intensidad de la precipitación.

Llegó la noche y la lluvia no se detuvo, y pasada la medianoche, se dispersó la información que el río había crecido de orilla a orilla, lo cual generó gran temor en los vecinos, principalmente aquellos que residen en sus cercanías.

A la una de la madrugada, en el puente que cruza el Grande y hace de acceso a la ciudad, numerosas personas se habían congregado para observar el desplazamiento del agua. Alrededor de las 2 de la madrugada, fue la primera crecida y mayor crecida que se registró, posteriormente una situación similar se constató aproximadamente a las 4.30.

A pesar de la gran cantidad de agua que se desplazó, no hubo perjuicios en la comunidad de la ciudad.

Anoche, antes de la hora 0 vecinos de la comunidad de Angosto Perchel y Perchel (distante a unos 10 kilómetros al norte de Tilcara), habían denunciado que el agua ingresó a sus propiedades afectando principalmente los terrenos dedicados a la actividad agrícola.

En el pueblo, algo similar se registró en las zonas conocidas como Cerro Chico y La isla; aparte de eso, no hubo registro de otros inconvenientes.

En la horas de mayor intensidad del cauce del agua y preocupación en los vecinos, el intendente Ricardo Romero, acompañado de un equipo compuesto por personal municipal, se mantuvieron alertas y recorriendo la zona de la costanera y alertando a los vecinos del sector, tomar los recaudos necesarios en caso de producirse un desborde del Grande.

Personal de Bomberos voluntarios y de la seccional de Policía, también se mantuvieron alertas, al igual que del hospital, mientras llegaban noticias de Humahuaca, desde el norte que el agua generó serios problemas a la población.

Esta mañana, aún era posible observar la crecida del cauce de agua del río Grande, aunque la intensidad era inferior a lo de la madrugada, aunque estaban los registros hasta donde llegó hacia la orillas y el volumen que se desplazó, por las intensas tormentas. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...