Duki la rompió en Vélez con un show para 45 mil personas

Lo que sucedió en el José Amalfitani fue un show internacional protagonizado por un artista argentino. Por él, por la producción, por la puesta en escena, por los otros colegas que subieron al escenario y por la música. Y se confirmaron muchas cosas que se decían en la previa. Esta fue la llegada de un movimiento a los estadios de fútbol. Duki, una vez más, fue el que abrió la puerta. Nació como rapero en las plazas y ahora en total convocará a 180 mil personas.

Todo empezó con la intro de “Givenchy” y Duki cantando con su voz desnuda, sin autotune. Siguieron “Rockstar” y “Te sentís sola”. Ahi, el líder del movimiento urbano argentino pidió una pausa: “Necesito 15 segundos para respirar. Me acabo de dar cuenta donde estoy parado y no lo puedo creer. Lo logré gracias a ustedes. Que escuchen mi música me cambió la vida”.

Trap, hip hop y reggaetones rockeados a la perfección por la banda se fueron alternando en la lista. Subió Rei al escenario para hacer “Pintao” y “Pinifarina”. Después llegó el turno de “Vuelta a la luna” y “Quavo”.

A continuación, uno de los momentos de la noche. Con la presentación de Osvaldo Principi, que al instante remite a una pelea de box, en las pantallas se vio una improvisada conferencia de prensa y posterior pelea entre Mauro Lombardo (nombre real del artista) y Duki. Ese gag sirvió de excusa para que llegara de sorpresa al centro del estadio y se subiera a un cuadrilatero. Allí interpretó “Hello Coto” (obvia referencia al pugilismo) y “Ticket”, con una sentida dedicatoria a su padre.

Ya de nuevo en el escenario, hizo su primera canción, “No vendo trap”, “Level Up”, “Lost Tape” y “My Chain”. Lo que siguió fue un verdadero desfile de estrellas de la movida urbana. El primero en aparecer fue C.R.O para “Alas”, “Fuck Love” e “Hijo de la noche”.

Junto a Obie One Shot clavó “Hielo” y “Mi angelito”. Después pegó “Piensa en mí”, “Hablamos mañana”, “Chico estrella” y “Sold Out Dates”. Ahí, Duki invito a Lucho SSJ para “Perdona si llego tarde” y “Cuanto”. Siguieron “I don’t know”, “Cascada”, “Unfollow” y “Antes de perderte”.

Para esa altura, Duki ya lo había dado todo. Se había vaciado. Sacando fuerza quién sabe de dónde, invitó a Rusherking (“Además de mí”), a Lit Killah (“Mala Mía”) y a C.R.O y FMK (“Interestelar”). Con una emotiva introducción, presentó a su novia Emilia para una versión despojada de “Como si no importara”. Al final, las dos estrellas dijeron al unísono “te amo”.

Le siguieron Rels B (“Celosa”), Khea (“Hitboy”) y Nicki Nicole, que al finalizar “Ya me fui”, se quebró y entre lágrimas le dijo: “Sos un orgullo para todos”. Antes de “Malbec”, el protagonista de la noche le mando un saludo a Bizarrap y, según dijo, no podría asistir al concierto. Todo fue un chiste porque en el medio del tema el productor más importante de la música argentina apareció con una camiseta de Vélez para levantar a todo el estadio. “Sos el 1. Gracias a vos, muchos estamos donde estamos”, dijo Biza.

Ausentes con aviso estuvieron Neo e Ysy A, a quienes Duki reconoció como sus mentores. Para el final quedaron “She don’t give a fo” y “Givenchy”. El fin de fiesta estuvo coronado por impresionantes fuegos artificiales. Así, tuvo su noche histórica: estadio, 45 mil almas emocionadas y divertidas, y toda la escena urbana rendida a sus pies, colocándolo como su líder indiscutido. 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...