¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
22 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Expectativa por el anuncio de Estados Unidos sobre un histórico avance científico en energía de fusión nuclear

Los científicos alcanzaron un hito clave para crear abundante energía sin emisiones de carbono a través de un reactor experimental. El Departamento de Energía de EEUU dará una conferencia

Martes, 13 de diciembre de 2022 11:37
La energía de fusión es una energía limpia y sin dependencia del carbono (Gettyimages)

El Departamento de Energía de los Estados Unidos anunciará este martes que los científicos han podido por primera vez producir una reacción de fusión que crea una ganancia neta de energía, un hito importante en la búsqueda multimillonaria de décadas para desarrollar una tecnología que proporcione energía ilimitada, barata y limpia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Departamento de Energía de los Estados Unidos anunciará este martes que los científicos han podido por primera vez producir una reacción de fusión que crea una ganancia neta de energía, un hito importante en la búsqueda multimillonaria de décadas para desarrollar una tecnología que proporcione energía ilimitada, barata y limpia.

La secretaria de Energía de EEUU, Jennifer Granholm, tiene previsto hacer el anuncio este martes a las 10 (hora del este de EEUU, 15 GMT) en un evento de prensa catalogado como la presentación de “un gran avance científico”.

El objetivo de la investigación de la fusión es replicar la reacción nuclear a través de la cual se crea energía en el sol. Es un “santo grial” de energía libre de carbono que los científicos han estado persiguiendo desde la década de 1950 . Todavía está al menos una década, tal vez décadas, lejos del uso comercial, pero es probable que la administración Biden promocione el último desarrollo como una afirmación de una inversión masiva por parte del gobierno a lo largo de los años.

Se han canalizado enormes cantidades de fondos públicos y privados a la carrera de la fusión en todo el mundo, con el objetivo de fabricar en última instancia maquinaria de fusión que pueda brindar electricidad a la red sin huella de carbono, sin desechos radiactivos y con muchos menos recursos de los que se necesitan para aprovechar la energía solar y energía eólica.

El anuncio se hará en un contexto de altos precios de la energía y busca nuevas fuentes energéticas que permitan reducir la dependencia de los combustibles fósiles (Getty)

Más allá de los beneficios climáticos, los promotores dicen que podría ayudar a llevar electricidad barata a las partes empobrecidas del mundo. “Para la mayoría de nosotros, esto era solo cuestión de tiempo”, dijo un científico experto en fusión vinculado con el trabajo de la Instalación Nacional de Ignición en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore en California, donde se realizó el descubrimiento.

El Financial Times informó por primera vez sobre el desarrollo este domingo. Lo confirmaron dos personas vinculadas con la investigación, que hablaron de forma anónima para evitar adelantarse al anuncio oficial.

El departamento y el laboratorio se negaron a brindar información anticipada. Un funcionario del laboratorio dijo que los investigadores aún están finalizando su análisis y no publicarán ningún hallazgo oficial antes del martes.

La ciencia de la fusión nuclear se basa en unir dos átomos a velocidades increíblemente altas y transformar la energía de esa reacción en electricidad que puede alimentar casas y oficinas sin emitir carbono al aire ni arrojar desechos radiactivos al medio ambiente.

En las décadas que los científicos han estado experimentando con reacciones de fusión, hasta ahora no habían podido crear una que produzca más energía de la que consume. Si bien el logro es significativo, todavía quedan desafíos monumentales de ingeniería y científicos por delante.

Crear la ganancia neta de energía requirió la participación de uno de los láseres más grandes del mundo, y los recursos necesarios para recrear la reacción en la escala requerida para hacer que la fusión sea práctica para la producción de energía son inmensos. Más importante aún, los ingenieros aún tienen que desarrollar máquinas e instrumentos capaces de convertir esa reacción en electricidad de manera asequible, que pueda implementarse en la red eléctrica.

La construcción de dispositivos que sean lo suficientemente grandes como para crear energía de fusión a escala, dicen los científicos, requeriría materiales que son extraordinariamente difíciles de producir. Al mismo tiempo, la reacción crea neutrones que ejercen una gran presión sobre el equipo que la crea, de modo que puede destruirse en el proceso.

El anuncio oficial será mañana martes y será encabezado por la secretaria de Energía de EEUU, Jennifer Granholm (Getty)

Y luego está la cuestión de si la tecnología podría perfeccionarse a tiempo para hacer mella en el cambio climático. Aun así, los investigadores e inversores en tecnología de fusión elogiaron el avance como un avance importante.

“Será un gran orgullo que esto sea un avance ocurrido en los Estados Unidos”, dijo David Edelman, quien dirige política y asuntos globales en TAE, una gran empresa privada de energía de fusión. “Este es un hito muy importante en el camino hacia la energía de fusión”.

Este avance científico se produce cuando la administración de Joe Biden está priorizando la investigación de energía de fusión en su agenda climática y energética. Los proyectos se encuentran entre los primeros de la fila para las decenas de miles de millones de dólares en subsidios y subvenciones autorizadas a través del importante paquete climático que Biden firmó durante el verano, llamado Ley de Reducción de la Inflación.

Durante las últimas décadas, Estados Unidos, Rusia y varias naciones europeas han asignado miles de millones de dólares gubernamentales para tratar de dominar la ciencia, creyendo que si pudieran, sería una bendición para el mundo.

* por Evan Halper y Pranshu Verma, periodistas de The Washington Post

Fuente: Infobae