¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

La beatificación de don Pedro Ortiz de Zárate

Sabado, 31 de diciembre de 2022 01:00

El 27 de octubre de 1683 los sacerdotes Pedro Ortiz de Zárate, Juan Antonio Solinas y otras 18 personas fueron asesinados por los "infieles" del Chaco, cuando cumplían una misión evangelizadora. Por el martirio sufrido, el pasado 13 de octubre de 2021 el Papa Francisco autorizó la beatificación del jujeño Ortiz de Zárate y del italiano Juan Antonio Solinas, quienes eran conocidos como los "Mártires del Zenta".

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El 27 de octubre de 1683 los sacerdotes Pedro Ortiz de Zárate, Juan Antonio Solinas y otras 18 personas fueron asesinados por los "infieles" del Chaco, cuando cumplían una misión evangelizadora. Por el martirio sufrido, el pasado 13 de octubre de 2021 el Papa Francisco autorizó la beatificación del jujeño Ortiz de Zárate y del italiano Juan Antonio Solinas, quienes eran conocidos como los "Mártires del Zenta".

El infatigable sacerdote jujeño, Pedro Ortíz de Zárate, amante de su tierra natal, consiguió a través de la dulzura y la belleza de la fe su objetivo, además entregó su vida siendo a partir de allí nombrados como los Mártir del Zenta .

Pedro Ortiz de Zárate nació en San Salvador de Jujuy en el año 1622. En 1644 se casó con Petronila de Ibarra y Murguía, una mujer que al igual que él pertenecía a una familia acomodada de la zona, con quien tuvo dos hijos. A los 22 años fue electo Alcalde de primer voto, cargo que ocupó en dos oportunidades más, además de Alférez Real, antes de consagrarse al sacerdocio.

Era propietario de las encomiendas citadas anteriormente, donde se destaca por su ayuda a los indígenas que vivían en el territorio, siendo también un gran conocedor de lenguas aborígenes, entre ellas la omahuaca, ocloya y calchaquí, según lo señala Monseñor Vergara.

En su vida como sacerdote se dedicó a la evangelización siempre mediando entre autoridades españolas y grupos indígenas. Aunque siempre abogó por conservar la paz, el 27 de octubre de 1683 unos nativos atacaron la comitiva conformada por él y los jesuitas Diego Ruiz y Antonio Solinas.

HECHO HISTÓRICO | LA BEATIFICACIÓN DE PEDRO ORTIZ DE ZÁRATE Y JUAN ANTONIO SOLINAS FUERA DE ROMA.

En ese episodio murieron martirizados junto a 18 personas más que no fueron identificadas. "Así como los ángeles anunciaron el nacimiento del hijo de Abraham", el cardenal Marcello Semeraro anunció el nacimiento de dos nuevo beatos, el jujeño Pedro Ortíz de Zárate y el sardo Juan Antonio Solinas, dos de los "Mártires del Zenta", durante una ceremonia concretada en el Parque de la Familia de la ciudad de Orán (Salta) el pasado 2 de junio, una fecha que quedará grabada en la memoria y en el corazón de la feligresía de Jujuy y de la vecina provincia.

El cardenal, enviado del Papa Francisco, remarcó la importancia de celebrar en estas tierras una ceremonia tan importante. "Hace diez años todos los ritos de beatificación se celebraban en Roma en la Plaza de San Pedro", afirmó el prelado, agregando que "actualmente por decisión del Papa emérito Benedicto XVI, las ceremonias se realizan en la tierra donde los beatos habían crecido o dado testimonio de su fe".

"Esta decisión es una bendición y la estoy experimentando como Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos", remarcó Semeraro.

El cardenal insistió en señalar que "la llamada de la santidad es universal y todos estamos llamados a ser santos. La iglesia nos indica que los beatos pueden ser nuestros intercesores, podemos pedir a ellos favores espirituales".

Finalmente, el cardenal Marcello Semeraro señaló, en medio de una cerrada ovación de los presentes, que "los Mártires del Zenta son ejemplo, interceden por nosotros, son amigos de Dios".