¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
23 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Peregrino de la paz en tiempos oscuros

Sabado, 31 de diciembre de 2022 01:00

Los viajes que realizó este año Francisco se caracterizaron por su destino periférico, es decir, a lugares donde no predomina el catolicismo; y por una trascendencia política, además de religiosa.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Los viajes que realizó este año Francisco se caracterizaron por su destino periférico, es decir, a lugares donde no predomina el catolicismo; y por una trascendencia política, además de religiosa.

Fue un año complicado para un Papa agobiado por un problema en la rodilla derecha que lo obligó a trasladarse en silla de ruedas, y suspender una de las giras programadas por países de África.

El 2022 comenzó con la visita a Malta, en febrero, un pequeño país insular ubicado en el centro del Mediterráneo y también en el centro de un problema global como la migración. Fue precisamente allí, en sus costas, donde Francisco arribó para dar un mensaje de esperanza en favor de quienes intentan llegar a Europa, y una oración por aquellos que mueren en el intento, ahogados a causa de los naufragios.

Cinco meses después, en julio, el Papa se mostraba besando la mano a una anciana indígena de Canadá, en lo que fue su primera visita a ese país de América, donde pidió perdón por los abusos y muertes de miles de niños indígenas en varios internados católicos durante décadas, entre el siglo XIX y el siglo XX.

Luego siguió Kazajistán, un país muy extenso de Asia Central. Allí, donde la gran mayoría profesa el islam, Jorge Bergoglio asistió al VII Congreso Mundial de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales. Fue entonces cuando dijo que las religiones deben "desnudar las manipulaciones a las que son sometidas, cuando se retuerce un mensaje religioso hasta ser convertido en un argumento para el terrorismo, la guerra o la violencia de todo tipo".

Visita a un reinado árabe

A principios de noviembre, Francisco viajó a Bahrein, otro pequeño país insular ubicado al oeste del golfo Pérsico, muy muy cerca de Qatar. En ese reinado árabe donde el 88% de las personas profesan en islam, el Papa dio una misa multitudinaria en el Estadio Nacional y tomó parte de un encuentro ecuménico y de oración por la paz en la Catedral de Nuestra Señora de Arabia. También se dio tiempo para un encuentro con jóvenes y con el Consejo Musulmán de Ancianos. Queda claro que Francisco es un especialista en periferias: “Hay que ir a la periferia si se quiere ver el mundo tal cual es”, dijo en una ocasión.

Hasta la fecha, en sus nueve años de labor pontificia, ha realizado 39 visitas apostólicas en 57 países. El único país donde el Papa estuvo en dos ocasiones es Grecia, en los años 2016 y 2021. Para los meses que vienen es casi un hecho el viaje a Sudán del Sur y Congo, en África. “En una peregrinación de casi 13.000 kilómetros, el pontífice dará 12 discursos y un Ángelus en el que será su viaje número 40 como Papa y durante el que visitará las capitales Kinshasa y Yuba”, expresó en un comunicado el Vaticano, con el lema “Todos reconciliados con Cristo”.