El exobispo Zanchetta cada vez más complicado

Psicólogas del Poder Judicial de la provincia de Salta, que analizaron a los dos jóvenes que denunciaron por abuso sexual al exobispo de Orán Gustavo Zanchetta, declararon que ambos tenían rasgos de haber sido víctimas de abuso. Además, un testigo clave aseguró que el sacerdote trató de persuadir a varias personas de que no hablaran en su contra.

Las profesionales dieron su testimonio en el juicio oral que se desarrolla en los tribunales de Orán contra Zanchetta, imputado por abuso sexual simple continuado y agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido, en perjuicio de dos jóvenes seminaristas que estudiaban para tomar los hábitos cuando él estaba a cargo de la diócesis.

Nadia Miguez y Silvia Aguirre dieron detalles de los informes psicológicos que hicieron junto a una tercera profesional, en los que describieron que los denunciantes tenían rasgos de haber sido abusados sexualmente.

De la declaración de las psicólogas también se desprende que el relato de los jóvenes resultaba creíble, ya que informaron que no detectaron en ellos "rasgos de mendacidad ni fabulación".

También declaró Eleonora Naranjo, una psicóloga que presentó Zanchetta como perito de parte, quien aseguró que Zanchetta tiene "una estructura de la personalidad sana" y que "no se advierten en él rasgos neuróticos ni psicopáticos".

Naranjo es la misma profesional que declaró a favor de Agustín Rosa Torino, el sacerdote que el año pasado fue condenado a 12 años de prisión por abusos sexuales cometidos en el instituto religioso "Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista".

Una de las juezas de la Sala II del Tribunal de Juicio le hizo notar a Naranjo que su descripción, mostraba diferencias con respecto a la que hizo otra psicóloga que trabajó con ella en la pericia al religioso. La magistrada le hizo esta observación porque su colega había indicado en sus informes que en el religioso había percibido aspectos que sugerían una posible "identificación sexual con personas de su mismo género".

“Amigo del Papa”

Luis Díaz, el administrativo del Obispado de la ciudad de Orán que denunció cuando a Zanchetta le encontraron fotos pornográficas en el celular, declaró que el religioso quiso acercarse a él luego de la acusación. Díaz aseveró que tuvo miedo porque el “monseñor estaba visitando a los que venían a declarar, para convencerlos que desistan de denunciarlo”. También declaró otro exseminarista y aseguró que el religioso le “apoyó sus genitales” por detrás. “Yo reaccioné mal, lo empujé pensando que era un compañero y se enojó”.

También aseguró que entonces temía que lo echen porque “Zanchetta decía que era amigo el Papa, que si él quería no me dejaban entrar nunca más a ningún seminario”. El joven agregó que, ante su molestia, Zanchetta lo tildó de “huérfano emocional”.

El joven también fue consultado sobre dos cartas contradictorias que escribió al dejar el seminario: en una acusaba a Zanchetta y en otra desmentía la denuncia y aseguraba haberla hecho por presiones. El joven explicó que se contradijo porque fue amenazado. El sacerdote Carlos Subelza desmintió haber ejercido presión y dijo desconocer sobre cualquier tipo de abuso.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...