¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

30°
21 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Su pasión por los delfines la llevó a Nueva Zelanda

Gabriela de Tezanos Pinto es una digna representante jujeña que desde hace 21 años vive lejos de Jujuy.
Domingo, 27 de febrero de 2022 01:03

Gabriela de Tezanos Pinto es una bióloga jujeña que una vez recibida en la Universidad Nacional de Córdoba cargó en su mochila además de su título profesional sueños que no sabía que podría cumplir a lo largo de los años. Su pasión por las ballenas y los delfines lentamente la fue alejando de sus cerros y su gente.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Gabriela de Tezanos Pinto es una bióloga jujeña que una vez recibida en la Universidad Nacional de Córdoba cargó en su mochila además de su título profesional sueños que no sabía que podría cumplir a lo largo de los años. Su pasión por las ballenas y los delfines lentamente la fue alejando de sus cerros y su gente.

Gabriela es una científica que enorgullece. Al momento de realizarse la entrevista navegaba por el Canal de Beagle rumbo a Punta Arena en Chile después de haber estado en la Península Antártida a bordo de un crucero de la empresa Hurtigruten.

EN PACHAMAMA | SU LOCAL COMERCIAL DONDE VENDE YERBA MATE, DULCE DE LECHE Y PRODUCTOS DE CHILE, PERÚ Y BRASIL.

En el año 2000 junto a sus abuelos viajó a Ushuaia a visitar a Natalie Goodall en la estancia Harberton donde conoció el trabajo que hacía con los huesos quien le comentó que necesitaba voluntarios y le ofreció ir a trabajar con ella. "Fue así como estuve allí tres veranos trabajando con ella donde aprendí muchísimo porque era una persona muy generosa con el conocimiento y me preparó y me enseño muy bien pero me di cuenta que quería trabajar con ballenas y delfines vivos" relató.

Esto llevó a Gabriela a presentar una propuesta con la Fundación Cethus y junto a una colega, Cecilia Gaspar Ruth, fueron a acampar a una isla perdida en el Canal de Beagle en busca de las marsopas espinosas que son las especies más pequeñas del infraorden Cetacea, después de varias temporadas las encontró y a partir de ese momento se dedicó a estudiar el comportamiento de los delfines.

EN FAMILIA | JUNTO A SU ESPOSO DANIEL Y SUS HIJOS LUCIANO Y EMILIANO EN SU CASA DE AUCKLAND.

Convencida de que no podría continuar con su carrera científica en Argentina es así como viajó a Canadá a presentar los resultados de su tesis donde conoció al profesor Charles Scott Baker. "Él me invitó a su laboratorio a Nueva Zelanda a estudiar el comportamiento de los delfines". Luego de ganar un par de becas en el 2003 inició sus estudios de doctorado estudiando a los delfines nariz de botella al norte de Nueva Zelanda.

Gabriela conoció a Daniel Pouwels con quien contrajo matrimonio y del fruto de ese amor nacieron Luciano de 14 años y Emiliano de 11. Gabriela contó las dificultades para criar a sus hijos especialmente lejos de la familia.

Un negocio bien jujeño

Su adicción por el mate la llevó a instalar un negocio en Nueva Zelanda a quien bautizó con el nombre de Pachamama (www.pachamama.con.nz) donde comercializa productos de Argentina, obras de artistas jujeños y el lugar en Auckland donde se reúnen los miembros de las colectividades latinoamericanas.

GABI | Y SU GRAN PASIÓN EL MAR Y LOS DELFINES.

Gabriela recordó que mientras iba haciendo su doctorado tenía el negocio de la yerba y además daba clases de biología en una Universidad, a la vez que crecía su negocio y de esa manera comenzó a importar varias marcas de yerba, dulce de leche y los alfajores Havanna, además de incorporar productos alimenticios de Brasil, Chile y Perú

Gabriela de Tezanos Pintos afirmó tener un grupo muy lindo de amigas argentinas y una española que es su nueva familia en el destierro. En Jujuy viven sus padres y hermanos a quienes extraña mucho, pero espera pronto regresar a su terruño ya que se levantaron las restricciones en Nueva Zelanda.