Un poco de historia de la Cooperativa

Jujuy se inició en la producción de tabaco en la década de 1940, con una escasa producción. Hacia 1941/42 se producían 52.000 kilos de tabaco Virginia (resultantes de una superficie de 100 hectáreas). La situación que vivían los primeros productores tabacaleros se enfrentaban al monopolio de la compra del tabaco, concentrado en manos extranjeras, que imponía un ritmo de compra y precios que perjudicaban al productor. Son conocidos los relatos en relación a las largas filas y esperas a la intemperie, en Salta, para la entrega de tabaco, la que estaba regida por una total incertidumbre, ya que si las estimaciones de cosecha eran buenas y prometían un excedente, "la mano era dura" en la compra; si las condiciones eran inversas, mejoraban los ingresos para el productor. La Cámara del Tabaco de Jujuy quedó constituida en 1967. Uno de sus principales objetivos fue la consolidación de galpones técnicos, cuya localización y definición llevó a un proceso de discusión y debate, hasta que, finalmente, se decidió que se construyan en la Ciudad de Perico. El motivo: contaba con una buena infraestructura de servicios, basada en el ferrocarril, en su ubicación geográfica, puesto que la ciudad estaba ubicada en el área central del cultivo y, principalmente, por contar con el servicio telefónico requisito indispensable para la evolución comercial, desarrollado por otra cooperativa, fundada con unos pocos años de antelación a la de tabaco: la Cooperativa Telefónica de Perico. Después de realizar los correspondientes estudios de factibilidad, que implicaban la proyección de futuro para un proyecto de tal envergadura, se dispuso la adquisición de dos hectáreas de la Finca El Pongo de propiedad del Dr. Plinio Zabala, quien de las dos hectáreas adquiridas cobró una sola, la otra la entregó en donación. La Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy Ltda. inició sus actividades en la cosecha 1969/1970, con un acopio que apenas llegaba al 10% de la producción de Jujuy y con instalaciones que sólo cubrían 10.500 m2. La creación de la Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy permitiría regularizar el acopio, afrontar excedentes y unir a productores para posicionarse más en el mercado monopólico internacional de esos tiempos. Una de las primeras cuestiones, fue el cambio de denominación de la institución, pues Corporación de Productores Tabacaleros de Jujuy Cooperativa Limitada, su nombre original, englobaba; la corporación y la cooperativa, decidiéndose, finalmente, por esta última.

El registro de la institución como Cooperativa y, a la vez como ente acopiador, junto con los graves problemas generados por la escasez de recursos económicos, implicaron importantes limitaciones para su puesta en marcha. Es en este contexto donde se firma el primer acuerdo comercial, con una comisionista en el mercado internacional, Transworld S.A. Desde sus orígenes se propuso crecer con la contemplación de las posibilidades de diversificación, ya que la Cooperativa podía actuar en cualquier actividad relativa al agro, considerando siempre y, solamente, aquellas que no perjudiquen su actividad central: producción, procesamiento y comercialización del tabaco. Crea así un Departamento de Consumo para la búsqueda de otros servicios y un laboratorio de suelos, para asesorar al productor en el manejo de sus tierras, en fertilización, etc. Con el paso de los años el sector tabacalero evolucionó con la creación del Fondo de Garantía, el Laboratorio de Suelos, la finca "La Posta", la empresa Latitud Sur S.A., Latser S.A., la Tabacalera de Créditos, Consumo, Vivienda y Servicios Públicos Ltda. y el Consorcio de Riego Valle de los Pericos capaces de brindar una atención a cualquier necesidad del productor. Esto ha contribuido a que la producción tabacalera de la provincia pueda perfilarse de una manera más competitiva en el mercado internacional.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...