San Lorenzo y Huracán: aburrido empate en el Nuevo Gasómetro

En el Nuevo Gasómetro, San Lorenzo y Huracán empataron 0 a 0 en un clásico en el que pasó poco y nada. El Ciclón y el Globo generaron más bostezos que emociones y repartieron un punto por bando, en el clásico de barrio que correspondió a la séptima jornada de la Copa de la Liga. Dirigió Andrés Merlos.

Los primeros 45 minutos casi estuvieron de más. No existió el juego asociado ni la profundidad para arrimar peligro en uno y otro arco. Los guardametas Sebastián Torrico y Marcos Díaz fueron prácticamente espectadores de lujo. El 1 de los de la Quema apenas tuvo que intervenir en una ocasión al minuto 23 por un derechazo violento de Ezequiel Cerutti. En una de las pocas llegadas de la visita, Matías Cóccaro quiso engañar al árbitro fingiendo una infracción dentro del área, pero el juez no se la compró.

El juvenil Agustín Martegani, una de las figuras del encuentro, fue de los pocos abanderados del elenco de Pedro Troglio para merodear la victoria. Las más nítidas estuvieron en el complemento. El momento de San Lorenzo fue pasado el cuarto de hora, cuando Ricardo Centurión cruzó un remate que se fue cerca del poste después de un jugadón de Martegani, que parecía haberle cometido falta a Hezze antes. Enseguida casi convierte Nicolás Blandi, a segundos de su ingreso, con una peinada desviada tras habilitación de Néstor Ortigoza, otro de los que entró en la etapa final.

Los de Frank Kudelka terminaron con algo más de resto y cerca del final estuvieron cerca de quedarse con los tres puntos. A una pelota que quedó boyando en el área y ningún atacante pudo conectar se le sumó un desborde de Mateo Bajamich como wing derecho que Cóccaro no pudo aprovechar a la carrera. Más tarde, César Ibáñez vio solo a Jhonatan Candia y lo dejó cara a cara con Torrico, que achicó rápido y le bajó la persiana a su valla.

Y si el Cóndor estuvo rápido de piernas allí, Marcos Díaz no se quedó atrás en una de las últimas: fanástico corte a Iván Leguizamón, que trató de dejarlo en el camino antes de definir para romper el cero. En el rebote, Blandi no acertó al arco quemero para adelantar a los suyos.

Este resultado les sabrá a poco a ambos, ya que se privaron de acercarse a la zona de clasificación a los cuartos de la Copa de la Liga. Los de Boedo, en la Zona A, tienen 6 puntos en siete partidos disputados y deberán retomar la senda de la victoria para ilusionarse con pisar la instancia definitoria. Los de Parque Patricios (10 unidades), que contaron con la chance de quedar en el lote de cuatro en zona verde, tendrán que aguardar por marcadores ajenos favorables para no alejarse demasiado de la línea de privilegio.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...