“Vivimos en un nuevo oscurantismo casi en términos medievales”

Disertó en el conversatorio sobre "Fake News en la Era Digital, los Nuevos Retos del Periodismo" ¿cuáles los retos del periodismo en la actualidad?

Hablar de Fake News, o noticias falsas, que abundan en la actualidad, no remite necesariamente a pensar qué es verdad y qué mentira. En la actualidad vivimos en un nuevo oscurantismo, un oscurantismo en términos medievales. Vivimos en un mundo donde más de la mitad de los norteamericanos no saben que la Tierra gira alrededor del Sol y creen que el Sol gira alrededor de la Tierra.

Vivimos en un momento en donde el desconocimiento transita por lugares inesperados y en donde conocer y estar informados tiene el condimento de la fe. Creo por creer, creo porque está la imagen. Estamos como nunca sometidos a la credibilidad y la potencia que tienen las imágenes. Y al mismo tiempo cuando hablamos de imagen tenemos que hablar de postverdad. Que no es algo nuevo, sino hay que recordar que en los años 20 o 30 del siglo XIX Stalin ya limpiaba, editaba fotos como parte de un relato y con una intencionalidad política.

¿Cómo contribuye la tecnología a crear estas "falsas verdades"?

Hoy con toda la tecnología disponible todo es posible. Solo basta que una persona grabe cinco minutos de audio para que la tecnología de inteligencia artificial pueda generar un video que parece que está diciendo cosas que nunca dijo. Es la manipulación a través de un algoritmo, un programa. Hay muchos videos que muestran esta posibilidad.

En ese sentido creo que las nuevas tecnologías son un desafío civilizatorio, que vienen a romper el orden en que venía dado en términos de estructura social. La digitalización pone en jaque mucho de lo que aprendimos. Pero ante ello, lo que no se pone en jaque son los valores que aprendimos en casa, esos valores que hacen al corazón más tibio. Ser buena o mala persona eso se aprende donde uno se siente en casa. Las nuevas tecnologías nos impulsan a volver a los valores humanistas, al ser de la cosas. Y este sentido creo que el desafío profesional es por la verdad.

¿Cómo es esa búsqueda de la verdad?

En periodismo, la búsqueda de la verdad es buscar más de una fuente, contrastar fuentes. No es tan difícil, hay que contextualizar, ponerse en lugar del lector, ponerse en el lugar del ciudadano. Yo vengo del periodismo científico y si hay un espacio en donde la comunicación no es periodística en términos de rigor es en esta área. Muchas veces se suele comunicar el hallazgo científico de un investigador realizando una nota al autor de esa investigación, y luego se escribe un artículo muy floreado de la investigación y el paper, pero pocas veces se busca otras fuentes, otros investigadores, otras universidades que puedan valorar el hallazgo científico. Pero ante esto nos tenemos que preguntar qué pasa si invierto la situación y en vez de entrevistar a un fenómeno científico y pido referencias u opiniones sobre esa investigación. Creo que de eso se trata el rigor periodístico.

¿Cuáles son los desafíos ante la multiplicación de las Fake News?

El desafío que plantean las Fake News es ser mejores periodistas que nunca. Ser mejores periodistas en los términos de Mariano Moreno, que decía: "Si los pueblos no se ilustran, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía".

Si no nos ilustramos seremos manipulados por nuevas tecnologías y consumidores de basuras y los periodistas seremos consumidores, clientes y no profesionales.

Sabemos que hoy en las redacciones está la dictadura del click, muchas veces en función de ese mandato del click se escriben barbaridades, sobre todo en lo títulos. Se escriben títulos comerciales, porque hoy los medios se sostienen de acuerdo a los algoritmos.

Todo ha cambiado en los medios, hoy se puede saber quiénes, de dónde y cuánto tiempo se lee mi nota. Todo es distinto. El mundo de lo digital arrojó por la borda todo lo que conocíamos, porque estamos en un continuum, en donde medios periodísticos conviven con otros que no son confiables y donde hay granjas de trolls de forma constante. La relación de la información con la verdad es el ADN de lo que nos tiene que mover a los comunicadores sociales

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...