El pago de la deuda con capital fugado será debatida desde el martes en Senado

El oficialismo en el Senado aspira a abrir el próximo martes el debate en comisión del proyecto de ley que propone crear un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI" con fondos fugados al exterior, presentado con la firma de la amplia mayoría del Frente de Todos (FdT).

La meta del bloque que conducen José Mayans y Anabel Fernández Sagasti, senadores del FdT por Formosa y Mendoza, respectivamente, es abrir la discusión en un plenario de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda.

Según fuentes del bloque, la idea es comenzar el tratamiento y convocar a especialistas antes de dictaminar y llevar el tema al recinto.

El proyecto que lleva la firma de los senadores del FdT Mayans, Oscar Parrilli, Fernández Sagasti y Martín Doñate crea el Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI y establece que sea constituido en moneda extranjera, dólares estadounidenses y sus recursos.

La vigencia del Fondo será hasta la cancelación total de la deuda con el FMI, o hasta el plazo que fije el Poder Ejecutivo y sus recursos serán exclusivamente destinados a este fin y deberán contemplar los montos previstos o reservados para los incentivos a los colaboradores que contribuyan a identificar evasores.

Sostiene el texto que el Fondo será administrado y gestionado por el Ministerio de Economía, y el proceso de contralor, fiscalización y supervisión de su gestión será realizado por la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior del Congreso.

La iniciativa había sido presentada el lunes con la firma de los titulares de la bancada, Mayans y la vicepresidenta del bloque, Fernández Sagasti, además de las del neuquino Oscar Parrilli, el rionegrino Martín Doñate y la bonaerense Juliana Di Tullio.

Luego de que el Poder Ejecutivo diera su visto bueno al tratamiento de la cuestión que arrancaría la semana que viene en comisión, otros 22 legisladores de la bancada, que tiene 35 integrantes, firmaron al pie del documento.

Se trata de Claudia Ledesma Abdala, de Santiago del Estero; Silvia Sapag, de Neuquén; Silvina García Larraburu, de Río Negro; Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo, de San Luis; Lucía Corpacci y Guillermo Andrada, de Catamarca; Marcelo Lewandoski, de Santa Fe; y María Inés Pilatti Vergara y Antonio Rhodas, de Chaco.

También los sanjuaninos Cristina López Valverde y José Uñac; los salteños Sergio Leavy y Nora Giménez; los tucumanos Pablo Yedlin y Sandra Mendoza; el riojano Ricardo Guerra, el porteño Mariano Recalde, el chubutense Carlos Alberto Linares, la santacruceña Ana María Ianni, la formoseña María Teresa González y el pampeano Daniel Bensusán.

La iniciativa establece que el aporte del blanqueo "no representará una nueva carga impositiva para la mayoría de los argentinos, ya que solo le corresponderá pagar a quienes tengan bienes en el exterior y estén evadiendo impuestos o lavando dinero".

Los alcanzados por este aporte deberán realizar un aporte del 20% de sus bienes no declarados, porción que deberá ser abonada en dólares.

El proyecto indica que "en el caso de declarar los bienes pasados los seis meses de la entrada en vigencia de la ley, la alícuota subirá al 35%", y agrega que quienes no se allanen al pago de este aporte "corren el riesgo de tener una pena en prisión", tal como lo estipula la ley vigente.

La norma también alcanzará a quienes hayan hecho un cambio de residencia fiscal a otro país, "cuando el verdadero centro vital de intereses continúe siendo la República Argentina".

Desde la oposición del interbloque de Juntos por el Cambio (JxC), que conduce Luis Naidenoff, hubo fuertes críticas a la propuesta.

El senador Martín Lousteau consideró que la iniciativa "no es un impuesto excepcional para pagar al FMI", sino que se trata de "un blanqueo encubierto"; pidió pensar para "quienes es en realidad el proyecto de blanqueo" y cuestionó que se le diga a la AFIP que "salga a hacer su trabajo".

Fernández Sagasti consideró que "no se trata de un blanqueo, ni de un impuesto ni un aporte" sino de "un fondo" que busca que los bienes en dólares en el exterior sin declarar "vuelvan al país".

"Lo que estamos haciendo es ir a buscar a quienes evaden impuestos y tienen su dinero en el exterior sin declarar. Lo que hacemos es crear un fondo en billetes verdes para que esos billetes vuelvan y pagarle al Fondo", sostuvo.

La vicepresidenta del bloque del FdT añadió que ese dinero recaudado "va a seguir tributando" ya que los evasores "van a empezar a pagar el impuesto a bienes personales y van a recaudar más el Estado y las provincias porque ese impuesto es coparticipable".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...