“Bailando la vida”: la danza como un acto de libertad

Un emotivo espectáculo lleno de matices se disfrutó el sábado durante la función de la propuesta llamada "Bailando la vida", un obra de danza-teatro que el público apreció en el Centro Cultural "Éxodo Jujeño" de nuestra ciudad.

La puesta en escena estuvo estelarizada por las bailarinas María Amelia Alonso, Cecilia Cari, Mónica Cari y Valentina Mamaní, de larga trayectoria profesional y docente en nuestro medio, quienes en escena dejaron claro su amor por la danza en atractivas intervenciones llenas de energía, colmadas de sentimiento y amor por una carrera que abrazaron desde muy pequeñas.

En primera instancia sobre el escenario se escucharon las palabras nada más y nada menos que de "La Danza", un ocurrente personaje encarnado por la actriz Josefina Mamaní, que ofició de hilo conductor de la obra aportando buen humor y comentarios hilarantes entre los números. Y se sucedieron en escena cadenciosas y coloridas apariciones que contagiaban de entusiasmo a la nutrida concurrencia que colmó la sala que funciona en el barrio Coronel Arias.

Las intérpretes ejecutaron con pericia y justeza múltiples coreografías al ritmo del jazz, el tango y el mambo, también hubo lugar para la comedia musical, la danza contemporánea y los adagios, segmentos que dieron muestras sobradas de la fuerte pasión de las protagonistas por un trabajo que las llenó de satisfacciones a lo largo de décadas.

Los aplausos estallaron entre cuadro y cuadro y el vistoso vestuario y la utilización de elementos variados aportaron atractivo a una velada entretenida, repleta de gracia y a cargo de bailarinas maduras de espíritu joven que hacen ejercicio de su libertad, manifestando sus deseos y anhelos a través del movimiento.

"Quisimos demostrar lo que nos pasa, lo que genera la danza en nuestra vida, una actividad que es nuestro sostén. Somos mujeres grandes, pero a pesar del tiempo y a pesar de que hoy los saltos no son tan altos y que los giros ya no son tantos, seguimos bailando la vida", dijo Valentina Mamaní definiendo la propuesta.

Otro de los puntos altos del show tuvo que ver con la presencia en la platea de Emilce Scilingo, bailarina y profesora de destacada labor en nuestra provincia y que selló la carrera de generaciones de bailarines jujeños (incluidas las protagonistas). En la oportunidad destacaron que ella fue quien les marcó el norte en su carrera y la homenajearon con afectuosas palabras y un ramo de flores entre lágrimas y mucha emoción. "Queremos hacer llegar nuestra gratitud a nuestra maestra, ella nos ha enseñado mucho más que pasos de danza, nos ha enseñado a ser buenas personas, a trabajar en equipo, a tener disciplina, a respetar al público y al escenario, a perseguir sueños. Así que desde lo más profundo de nuestro corazón queremos brindarle todo nuestro amor y esperamos seguir su legado", dijeron. Igualmente y tras los saludos finales, agradecieron el apoyo de familia y amigos que respaldaron "su locura por la danza", expresaron.

La dirección de "Bailando la vida" estuvo a cargo de Mónica Cari, los textos fueron elaborados por Josefina Mamaní y Valentina Mamaní y el área técnica estuvo a cargo de Aníbal Quispe.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...