Cada año más devotos suben a Punta Corral por Maimará

Por DANIEL SALAS

Por costumbre, la mayoría de los peregrinos asciende al santuario de la Virgen de Copacabana de Punta Corral por Tumbaya, aunque en los últimos años muchos de ellos optaron por comenzar a ascender por Tunalito (Purmamarca), Maimará y Tilcara.

La elección de estos tres últimos depende en parte por la distancia que hay con el santuario de la patrona, pero también entra en juego la dificultad que posee uno respecto a otro. Lo que nadie discute de los tres, son los maravillosos e inmensos paisajes que se observan a medida que se asciende y se desplaza a lo largo de ellos.

Maimará últimamente fue adquiriendo protagonismo en las honras a la patrona de los tumbayeños, por el camino que parte al pie del hermoso y sorprendente cordón montañoso destacado como Paleta del Pintor y llega hasta el santuario ubicado a un poco más de 4 mil metros sobre el nivel del mar.

Desde el pasado jueves, numerosos promesantes y devotos comenzaron a ascender por esta localidad, pero el grueso de los peregrinos inició el camino ayer y lo harán hasta hoy no más del mediodía, por dos motivos: para evitar la intensidad del sol en las alturas y para poder llegar con el tiempo necesario que les permita descansar para mañana, y descender a Tumbaya.

En el pueblo los peregrinos pueden abastecerse de lo necesario para el camino, y una vez que estén bien preparados para dirigirse al reencuentro con la Virgen, por las calles Martín Rodríguez y Zelaya deben dirigirse para llegar hasta el puente que atraviesa el río Grande, y una vez superado este, por un camino de herradura emprenderán el largo y cansador peregrinar.

Inmediatamente después de superado el lecho del río, se comienza a ascender el cerro Paleta del Pintor, observando desde muy cerca las diversas tonalidades que adquiere y están al alcance de las manos los plegamientos que se observan desde la ruta 9.

A poca distancia de iniciado el camino, al peregrino lo esperará un puesto de control donde se desempeña personal del hospital "Miguel Ángel Miskoff", del Cuerpo de Bomberos voluntarios y del municipio.

Después de unos 10 kilómetros aproximadamente de ascender el cerro, se llega a un segundo control. Una hora y media más de camino, se llegará a Las 12 vueltas, por donde también atraviesa el camino al abra de Punta Corral desde Tilcara; y avanzando media hora más se llega hasta una cruz donde se unen ambos caminos y hay un tercer puesto de salud.

Así como se unen los caminos, también se dividen, uno en dirección al abra de Punta Corral, y el otro, hacia Punta Corral que está a tres horas y media desde ese punto. El trayecto completo desde Maimará hasta Punta Corral es de 17 kilómetros, unas 8 horas de caminata.

Refacción del camino

Para evitar accidentes y proteger la salud de los peregrinos, el municipio la semana pasada envió una cuadrilla para mejorar la transitabilidad en ese camino. En gran parte las condiciones eran malas debido a que durante dos años no fue conservado.

De acuerdo a un relevamiento efectuado entre el municipio y el cuerpo de bomberos voluntarios, en la peregrinación del 2019 unas 2.000 personas eligieron este trayecto hacia el santuario.

Ayer se produjo la partida de la mayor cantidad de los peregrinos, aunque hoy también hasta el atardecer habrá un permanentemente movimiento de feligreses, muchos maimareños y otros tanto llegan desde el norte y sur de la Quebrada, como también de San Salvador de Jujuy.

De Maimará, son ocho las bandas de sikuris que se trasladarán hasta el santuario. "Sol de Mayo" fue la primera en partir; ayer salió "Los territorios de El Aguilar", y hoy en la madrugada tenía previsto iniciar el camino la banda "Virgen de la Candelaria".

La manifestación de fe en el pueblo es muy grande, los que no peregrinan por el cerro, mañana se trasladarán hasta Tumbaya para esperar a la Virgen y recibir su bendición.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...