¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

En bici por El Moreno, una experiencia extrema

Podría ser el puntapié para generar una alternativa que aporte beneficios y crecimiento de la comunidad.

Lunes, 16 de mayo de 2022 01:03

Dos locos, Raul Scurta y Gustavo Otero, acompañados en logística por Rubén Pizá e invitados por Armando Chuichui, director de Turismo de El Moreno, vivieron recientemente una experiencia extrema en bicicleta, en aquel bonito lugar de la Puna jujeña.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Dos locos, Raul Scurta y Gustavo Otero, acompañados en logística por Rubén Pizá e invitados por Armando Chuichui, director de Turismo de El Moreno, vivieron recientemente una experiencia extrema en bicicleta, en aquel bonito lugar de la Puna jujeña.

Armando Chuichui, a poco de asumir su cargo empezó a realizar estudios y relevamientos para ver qué propuestas turísticas pueden beneficiar al pueblo, a su comunidad, y en contacto con Raúl Scurta surgió este desafío de experimentar un "paseo extremo" en bicicleta, ¿por qué extremo? Por la exigencia física que demanda el lugar, tanto por la geografía sino por la altura en que se emplaza este bello lugar.

Para saber sobre esta experiencia, contactamos a Raúl Scurta quien nos relata que un viernes partieron de San Salvador y llegaron a El Moreno, donde Armando los recibe, les brinda el hospedaje, así como almuerzo y cena.

EN EL MORENO| RAUL, GUSTAVO Y RUBÉN, PREPARADOS PARA LA AVENTURA

La travesía comenzó al día siguiente, partieron a las 10 de la mañana "desde el pueblo, por el viejo camino que conduce hacia el paraje Casa Mocha donde se halla el refugio de montaña". "Este refugio se encuentra en el sitio donde hace aproximadamente 60 años, existía un campamento minero", agrega.

"Salimos con Gustavo- continúa- y fuimos en un lento pedaleo, por un sendero dificultoso, el camino está en regulares condiciones, por lo que se hizo bastante duro". Y si bien era extenuante el esfuerzo físico, cuenta que lo valía por la belleza alrededor. "El paisaje es lunar, los matices, los colores, las formas y como siempre la presencia dominante del cerro Chañi, al fondo de ese gran valle. Circundamos unas pequeñas poblaciones de poco habitantes o prácticamente abandonadas. Pasamos por El Angosto luego de dos horas de pedaleo, allí nos aprovisionamos de agua".

JUNTO A ARMANDO CHUICHUI | UN ALTO EN EL CAMINO PARA RETOMAR FUERZAS.

Raúl recuerda, toma aire y comenta que el circuito era difícil "con mucha piedra, mucho arenal. Contamos siempre con el apoyo de Rubén que nos acompañaba en su camioneta, junto a Armando, que nos iba alentando. Llegamos después de 5 horas a Casa Mocha, a 4.200msnm; a 24km de distancia del pueblo. Allí pudimos descansar en el refugio de montaña, que se encuentra bien equipado; por la noche compartimos un asadito, muy buena camaradería de parte de Armando". "Y por supuesto disfrutar del paisaje nocturno, una magnitud de estrellas, que es un milagro", expresa emocionado.

"Al día siguiente emprendimos el regreso, alrededor de las 10, pero tardamos dos horas y cuarto para arribar al pueblo de El Moreno", relató. "No alcanza las palabras para describir semejante belleza, todas las imágenes que pudimos captar, con tanta rusticidad y color que llega al alma" dijo agradeciendo la invitación a realizar este desafío, a Armando Chuichui, a la comunidad de El Moreno por la hospitalidad, y por supuesto a sus compañeros Gustavo y a Rubén por el acompañamiento "que sin su apoyo no hubiera sido posible realizar esto".

Preparación

DESAFÍO COMPLICADO | EL ASCENSO “FUE MUY DIFICULTOSO”, DIJO RAUL SCURTA.

Preguntando sobre cómo fue la preparación y si ya conocía el terreno, Raúl nos cuenta que ya conocía El Moreno, "ascendí tres veces al Chañi, siempre de la mano de Armando. Charlando con él coincidimos en que hay tanto por ver y hacer en El Moreno, el entorno; más allá del Chañi que no cualquiera llega a subir".

"A esto yo lo tenía pensado hace un año, sabía de las dificultades del terreno que los caminos no son demasiado aptos para la práctica de ciclismo de montaña porque tienen mucha piedra, mucha tola, muchos arenales. Quizá más aptos para vehículos 4x4. Incluso para llegar a El Moreno el camino no tiene buenas condiciones". Esta empresa parece imposible de encarar, no lo fue para Raul y Gustavo, así como Armando y Rubén, al verse movilizados por el espíritu aventurero. Por eso los bauticé "locos" al comienzo de la nota.

CASA MOCHA | LLEGAR A LA META CON CANSANCIO PERO SATISFECHO POR EL LOGRO.

Por supuesto, para realizar este desafío en bicicleta, ambos deportistas tuvieron tres meses de preparación y entrenamiento. "Hicimos mucho trabajo de carga, trepadas, subimos cerros o montañas por ejemplo en Guerrero o Termas", agregó que no dejaron de lado algunas calles de la ciudad que les permitía realizar ascensos exigentes. "Fuimos a Cuesta de Lipán, hicimos tramos de 12 a 20 kilómetros desde el pueblo de Purmamarca. Circuitos en Salinas Grandes y en Santuario Tres Pozos. Todo esto principalmente porque se necesita que los pulmones tengan la capacidad del esfuerzo máximo, considerando que vamos a pedalear a gran altura". "En cuanto a la alimentación- agregó- fue mucha proteína en el gimnasio mucho trabajo del tren inferior. En fin, fuimos armando físicamente al cuerpo para tener capacidad de resistencia y poder encarar este desafío, que fue duro repito, pero satisfactorio".

Propuesta turística

Desde que Armando Chuichui asumió la Dirección de Turismo de El Moreno, se apunta a generar otras actividades para activar el turismo de la localidad que siempre estuvo en el foco de los montañistas por ser el paso obligado para el ascenso al Chañi. Chuichui promueve sobre todo en área deportiva o de aventura, como mountain bike, trail running o sandboard. Con el objetivo de apoyar al crecimiento de la comunidad de El Moreno, con esto se da impulso además a los artesanos, comedores, hospedaje etc, en fin, se busca generar otro tipo de ingresos para las familias del lugar.

De allí que esta idea de hacer mountain bike o ciclismo de montaña podría ser una alternativa que apunte a promover el disfrute de los paisajes desde otra perspectiva, pero desde el espíritu aventurero de todos aquellos que deseen experimentar y conocer otro tesoro de Jujuy, que es El Moreno. (Fotografía gentileza Raúl Scurta)