“Que seas profeta en tu tierra”

Perico vivió el sábado una tarde de profunda fe, estrechando vínculos con Tilcara, con la toma de posesión del padre Miguel Squicciarini como nuevo párroco de San José. Según consta en el nombramiento, que leyó el padre Matías Romero, será por un período de 6 años, hasta el 2028.

Se trató de la segunda ceremonia correspondiente a los cambios dispuestos por la Diócesis de Jujuy, para suceder al padre Germán Maccagno, quien ya es el párroco del Santuario de Río Blanco.

En las calles inició la emotiva bienvenida al pastor nacido en esas tierras tabacaleras y comerciales, con el encuentro de ambas imágenes patronales: la Virgen del Abra de Punta Corral y San José. Encabezados por las bandas de sikuris la procesión conjunta de las parroquias Nuestra Señora del Rosario y San José continuó hasta el atrio del templo donde el obispo Daniel Fernández ofició la santa misa.

En su homilía el obispo destacó que "nos gustaría quedarnos en un lugar para siempre pero no podemos, como dice San Pablo ´El amor de Cristo nos apremia´. Es el mensaje del amor" y agregó que el sacerdote debe ir donde haga falta, "donde la misión necesite de nosotros".

Hizo la salvedad de que "me dispensan de hacer una biografía del nuevo párroco porque lo conocen todos. Cuando lo invité a asumir la parroquia le dije: ´Espero que seas profeta en tu tierra`" y auguró que "con ayuda de todos ustedes la Palabra de Dios resuene en el corazón de la comunidad".

Posteriormente el padre Miguel hizo la profesión de fe y la renovación de sus promesas sacerdotales, justamente en sus Bodas de Plata de ordenación. Tras la asunción formal recibió los óleos sagrados y los dones del pan y el vino.

Al finalizar la misa el padre Miguel depositó flores frente a ambas imágenes patronales. Y representantes de las comunidades de Tilcara y Perico brindaron unas palabras de despedida y bienvenida respectivamente.

Al finalizar, el nuevo párroco testimonió que "han sido unos días de muchas emociones. Pero la fe y la vida van juntas, por eso uno sabe que lo que Dios hace es para bien. Yo siempre lo he dicho, venir a San José, ¿por qué fue tan sorpresivo?, porque no entraba en mi cabeza la posibilidad, pero no había motivos para decir que no. Me toca recoger frutos de la siembra de los sacerdotes que pasaron por acá".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...