Liberaron animales en su hábitat natural

Una sensación reconfortante por el deber cumplido es la que vive el equipo de especialistas del Centro de Atención de Fauna Autóctona Jujeña (Cafaju) al momento de liberar diferentes especies de animales a su hábitat. Y es que los integrantes de este espacio protector de la fauna silvestre sostienen como premisa principal el hecho de trabajar por el cuidado y el bienestar de los ejemplares que necesitan ayuda.

CORZUELA PARDA | UNA GRÁCIL MAZAMA GOUAZOUBIRA LISTA PARA SALIR A LA LUZ

Se pueden encontrar gato del monte, ocelotes, mono, suri, tapir, corzuelas, chancho del monte, puma, carpincho, tortuga y loros, que están con tratamiento médico y son evaluados constantemente para, finalmente, ser trasladados a su ambiente natural. "El tema de las liberaciones nos llena de alegría, porque no siempre se puede hacer. De hecho, hay muchos animales que por diferentes motivos no pueden ser devueltos a la naturaleza, pero cuando se puede es muy importante", explicó Eduardo Vargas, licenciado en Ciencias Biológicas perteneciente al Cafaju.

Es así que para la rehabilitación de un animal autóctono, existen requisitos que se tienen que cumplir ya que de lo contrario, se puede ocasionar un daño mayor a la especie. "Para poder sobrevivir, si es un animal cazador, debemos comprobar que pueda buscar su propio alimento; un poco más fácil resulta con los herbívoros y omnívoros porque pueden obtener un alimento que no es tan difícil de encontrar; también para eso tenemos que tener en cuenta la zona donde los liberamos, porque no puede ser en cualquier lugar tampoco", explicó.

LORITOS - AMAZONA AESTIVA

Sin dudas, se trata de detalles fundamentales que desde Cafaju tienen que tener en cuenta en pos de que los animales mantengan una apropiada calidad de vida. "Existe alguna diferencia de criterio, pero siempre tratamos de hacer lo mejor posible y así, de alguna manera mitigar lo que el ser humano mismo ocasiona. En el caso de los loros, el tema fue el tráfico; la corzuela, golpeada; y la serpiente y las zarigüeyas sufren porque al creerlas peligrosas, las matan; las pavas aparecieron con las alas cortadas y a los pichones les habían matado a la madre y habían quedado solitos, si no nos hacíamos cargo, seguramente se morían a los pocos días. Tenemos que tomar conciencia y no lastimarlos", reflexionó Vargas.

Ante casos de tenencia ilegal, tráfico, comercialización, caza furtiva o maltrato de fauna silvestre, denunciar a info@ambientejujuy.gob.ar.

Una serpiente

ESPÉCIMEN DE PHILODRYAS BARONI

Un ejemplar de Philodryas baroni fue encontrado en un camión que se dirigía a Purmamarca. El ofidio fue hallado gracias a que una familia que viajaba cerca del camión, dio aviso de la serpiente al conductor del rodado de gran porte. El camionero ingresó a la ciudad quebradeña y allí, junto a los policías, recibió la ayuda necesaria para contenerla. Llamativa por su color verde vibrante, poseía nariz respingada y, como estaba en óptimas condiciones de salud, fue liberada en una zona donde existe una población con más reptiles.

Pavas cortadas

PAVAS DEL MONTE | AVES DE LA ESPECIE PENELOPE OBSCURA RECUPERADAS.

Las pavas del monte llegaron al Cafaju siendo muy pichones por lo que se presume que la madre había muerto. Al igual que los loros, fueron alimentadas de manera manual y esperaron a que cada una de ellas lo hiciera de manera individual. Posteriormente, llegaron dos ejemplares más de Penelope obscura, con las plumas cortadas. Desde el espacio proteccionista, aseguraron que los cortes muy probablemente fueron hechos a fin de evitar que vuelen o se escapen lejos. En cuanto a la conducta, los pichones se mostraron primero mansos luego, silvestres y ariscos.

Loros rescatados

Producto del tráfico ilegal de fauna, ocho ejemplares de loros habladores fueron decomisados en Chalicán. Los ejemplares de Amazona aestiva fueron pichones que tuvieron que ser criados de manera especial con una papilla en cuanto a la nutrición en el Cafaju. Después de varios meses, empezaron a comer solitos y a practicar el vuelo. Fueron analizados por los especialistas del espacio hasta que pudieron alimentarse solos y se decidió la liberación.

Según estadísticas, es lamentable que el porcentaje de supervivencia de las aves sea muy bajo ya que de diez loros que se trafican, termina sobreviviendo uno. Según los estudios, algunos evolucionan más rápidamente que otros. No obstante, más plumíferos fueron decomisados en Pampa Blanca, pero tenían más edad por lo que fue más fácil su rehabilitación y sobrevivieron casi todos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...