“Debemos facilitar el acceso de todos los sectores a la educación superior”

Recientemente se hizo cargo del vicerrectorado de la Unju, ¿cuáles son los desafíos que se abren en adelante?

Los desafíos son muchos, múltiples y variados, el principal tiene que ver con consolidar un proceso de expansión de la Universidad de Jujuy que se venía desarrollando en los últimos 8 años en la gestión de Rodolfo Tecchi y ahora nos cabe a Mario Bonillo y a mí consolidar.

Esto tiene que ver con las expansiones, con la presencia de Universidad en todo el territorio provincial que posibilita el acceso de muchos y muchas estudiantes a la educación superior. En lo personal, dado que las líneas que yo he trabajado en toda mi carrera tienen que ver con la inclusión social desde una perspectiva de género y con una perspectiva de interculturalidad, serán esas dos líneas en particular en donde yo voy a trabajar más intensamente.

Siempre militó para que las mujeres ocupen más espacios con poder de decisión, ¿cree que hoy esto está ocurriendo en la provincia?

La presencia de las mujeres en la universidades de gestión pública y de las universidades en general y a escala planetaria fue creciendo a lo largo del siglo XX y de manera exponencial. En Argentina en las universidades somos levemente más las mujeres estudiantes, somos el 52% y también somos levemente más las mujeres en la docencia universitaria, sin embargo somos claramente menos en los puestos más altos como decanatos y el rectorado. De hecho en la Argentina sólo el 10% de las universidades públicas está bajo la dirigencia de una mujer.

En la provincia de Jujuy, en particular en la Unju, en sus casi 50 años de historia, nunca tuvo una mujer rectora, y yo soy la primera vicerrectora mujer electa y la tercera vicerrectora que tiene la Unju en estos 50 años. Claramente hay una fuerte deuda. Esto es lo que desde los estudios de género llamamos el "techo de cristal" en el mercado laboral. Las mujeres somos mayoría en los estamentos más bajos, pero a medida que vamos subiendo en los cargos cada vez somos menos. En la provincia es un claro ejemplo, ya que nunca tuvo una gobernadora, ni vicegobernadora.

La capital nunca tuvo una mujer intendenta. Hay una clara evidencia de que la igualdad de género no existe en los cargos de decisión más importantes. Y esto no tiene que ver con la capacitación, hay claramente barreras que nos dificultan el acceso a esos espacios de poder. Desde la Unju estamos conformando un Foro Nacional de Mujeres Rectoras y Vicerrectoras de las universidades públicas, que tiene el objetivo de debatir sobre cuáles son las barreras que dificultan el acceso, porque mientras no tengamos igualdad de género no habrá igualdad social y nosotras estamos abogando por una sociedad más justa y en ese sentido militamos la posibilidades de que todas, todos, todes tengamos la misma posibilidad de acceder a los cargos.

La educación es un herramienta poderosa para la inclusión de mujeres sobre todo las que provienen de familias trabajadoras, ¿cree que aún hay desafíos pendientes para profundizar esta inclusión?

La educación es fundamental en todos sus niveles para el desarrollo de los pueblos, a escala planetaria muestran que a mayor nivel formativo de las mujeres hay mejores condiciones de vida en los hogares, porque las mujeres arrastran a sus mejores condiciones de vida a sus hijes. La educación superior es importante para mujeres, para varones y disidencias porque también mejora nuestras posibilidades de empleabilidad y colaboran con el desarrollo de la región y el lugar donde vivimos. Para esto hay que hacer accesible a la educación, la Unju viene trabajando fuertemente para posibilitar el acceso a distintos sectores a la educación superior. La Universidad en todo el territorio es fundamental.

¿Cuál es la importancia de producir conocimiento científico con perspectiva de género?

Es fundamental, porque el género atraviesa toda la realidad, si vivimos en una sociedad que no es igualitaria y no nos considera a todas y todes como iguales es injusta, por eso es importante trabajar con perspectiva de género para construir una sociedad inclusiva. Pero además del género hay que considerar la clase social, hay que considerar que la universidad tiene que ser accesible para todos los sectores sociales. La Unju recibe una gran porción de estudiantes que son primera generación de universitarios y universitarias y pueblos indígenas, por eso estamos trabajando en propuestas de educación superior intercultural.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...