"Hay que animarse, salir de la zona de confort y vivir la vida"

En medio de un proceso de introspección y de crecimiento personal, Ezequiel Farjat sintió la necesidad de salir de la zona de confort, salir al mundo y comenzar a andar caminos que lo llevarían a cumplir sus objetivos y metas.

Es en medio de esta búsqueda que tomó una decisión clave. Sin pensarlo demasiado y dando poco lugar a los miedos, se mudó a México impulsado por su marcado gusto por la naturaleza.

Playa del Carmen es hoy su hogar, un balneario costero que además de ofrecerle una de las vistas más hermosas, le brinda la buena energía que tanto estaba buscando.

CHEF EN UN RESTAURANTE

Es que su vida en Argentina siempre fue muy agitada, y lo es aún. Siempre involucrado en varias y distintas actividades que lo mantienen ocupado en todo momento.

Hoy, "de cara dura" como se considera el jujeño, trabaja de chef en un restaurante de comida japonesa fusionada con hawaiana donde pasa 10 horas al día, seis veces a la semana y además tiene otros dos trabajos. En una agencia de publicidad de Argentina y en el armado de torneos de fútbol en Córdoba, provincia en la que vivió durante los últimos años.

En paralelo está haciendo un curso para ser profesor de buceo y ya hizo el de aguas abiertas y el mes que viene comenzará con el avanzado, un sueño que está a punto de alcanzar. Y entre sus metas también está aprender a surfear, una deuda que tiene con el "Eze niño".

EZEQUIEL FARJAT | DISFRUTANDO DE LA BUENA VIBRA DEL AGUA CRISTALINA.

El jujeño es el actual campeón argentino de peso liviano de combate medieval. Un privilegiado que peleó en Rusia representando a la Argentina. Es que en su carrera ya tiene ocho años de experiencia en combate y en competición de alto rendimiento.

Volviendo a este nuevo capítulo en su vida, en cuanto a economía, el jujeño describe una diferencia abismal. Aunque en Argentina tenía la misma cantidad de empleos que ahora, lo que ganaba aquí siempre resultó insuficiente. Allá con sólo tres meses de trabajo logró comprarse la bicicleta que quería, una buena computadora y entre otros pequeños gustos que hacen a su cotidianeidad como mudarse en días a un departamento mejor.

COMBATE MEDIEVAL | EL JUJEÑO REPRESENTÓ A LA ARGENTINA EN RUSIA.

Claro que, como todo lugar, México tiene pros y contras. El lado positivo de Playa del Carmen, además de una economía más próspera, es que tiene "cosas inimaginables como los cenotes, playas y tantos otros atractivos que son una locura", consideró el diseñador gráfico y también fotógrafo que en su acotado tiempo libre los disfruta al máximo.

"Estoy en un proceso muy interno de crecimiento personal en el que estoy viviendo cosas muy fuertes de manera solitaria pese a que me hice un montón de amigos aquí. Pero estoy conociendo lugares tan hermosos con energía tan linda como playas y cenotes con aguas cristalinas donde me gusta ir a meditar y reflexionar. Estoy en una etapa de introspección que estoy disfrutando mucho", compartió Ezequiel Farjat.

CAMPEÓN ARGENTINO

Pero lo que México tiene de paradisíaco también lo tiene de inseguro. Un contra no menor es la violencia que se vive a diario en las calles producto de los cárteles de droga que desafortunadamente tiñen de rojo la hermosura del paisaje y que en poco tiempo de estadía se hizo sentir en el jujeño que, en ocasiones, llegó a ver muy de cerca la violencia en su máxima expresión. Afortunadamente a él nunca le pasó nada, pero bastaron los ejemplos para manejarse con mucha precaución.

Otra realidad es que la distancia, en parte, también juega en contra y más aún cuando la mudanza es reciente. Ezequiel Farjat siempre fue muy unido a su familia al punto que hubo noches que soñaba con ellos y se despertaba extrañándolos.

SIEMPRE PREPARADO | TIENE OCHO AÑOS DE EXPERIENCIA EN COMBATE.

Pero para él no hay nada con lo que no se pueda lidiar. "Uno siempre tiene miedos porque los grandes cambios conllevan a salir de la zona de confort, pero cuando lo haces te das cuenta de que vale la pena", dijo y agregó: "Yo vine con la mentalidad de que este es un proceso que tengo que vivir, es una etapa de mi vida que va a durar lo que tenga que durar. Es un momento que tengo que disfrutar y no voy a arruinarlo con presiones. Y desde mi experiencia lo que puedo recomendar a la gente es no tener miedo y meterle para adelante. Uno puede sobrevivir a donde sea que vaya. Si le ponés pilas, vas a conocer gente que te va a dar una mano como lo hicieron conmigo. Hay que animarse, salir de la zona de confort y vivir la vida", concluyó el jujeño.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...