¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
23 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

"La cultura produce sentido, identidad, patrimonio y economía"

Se desarrolló hasta ayer el Mica 2022 (Mercado de Industrias Culturales Argentinas), de manera presencial después de dos años de no hacerse, y durante cuatro jornadas intensas. El evento copó los once pisos del CCK (Centro Cultural Kirchner). El Tribuno de Jujuy conversó con la secretaria de Desarrollo Cultural, del Ministerio de Cultura de la Nación.
Lunes, 23 de mayo de 2022 01:00

Las actividades, organizadas por el Ministerio de Cultura de la Nación, incluyeron más de 10.000 rondas de negocios entre 400 compradores (internacionales y nacionales) y vendedores de todas las provincias del país; además de más de 150 actividades entre showcases (muestras en vivo), masterclass, foros, ferias, exhibiciones y charlas.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Las actividades, organizadas por el Ministerio de Cultura de la Nación, incluyeron más de 10.000 rondas de negocios entre 400 compradores (internacionales y nacionales) y vendedores de todas las provincias del país; además de más de 150 actividades entre showcases (muestras en vivo), masterclass, foros, ferias, exhibiciones y charlas.

Se recibieron compradores internacionales de 23 países. La programación estuvo destinada a profundizar conocimientos, intercambiar información y articular vínculos entre los protagonistas de los sectores.

¿Cuál es el desafío del Mica?

El gran desafío es salir de la informalidad y de la precariedad, por el camino que mejor le quede a cada trabajador de la cultura. Que el que produce informalmente lo haga formalmente, que el que produce y no comercializa, lo comercialice y que exporte, y que el que exporta, exporte más. Queremos vincular la cultura con el área económica y productiva. Que se entienda la dimensión económica de la cultura.

¿Cuál es el concepto de industria cultural desde el trabajo conjunto que se propone entre ministerios de Cultura y la Producción?

La cultura produce sentido, identidad, patrimonio. Y también produce economía porque tiene una dimensión productiva. Casi todos cuando hablamos de cultura, hablamos del hecho artístico, de la obra, de la escultura, de la pintura, y pensamos en esa dimensión, pero hay dos personas adelante y veinte atrás. Detrás de esa veinte hay toda una logística, estamos hablando de una actividad productiva muy importante porque todo es valor agregado.

No necesitamos nada porque la materia prima somos nosotros, recursos humanos formados con voluntad de trabajar en esos lenguajes y en esas disciplinas. Y el de las industrias creativas, de la denominada economía naranja del conocimiento es un sector que crece exponencialmente empujada por el salto tecnológico. Crece más que la media de la economía, de todo lo que es lo nativo digital, la circulación digital, y el ingreso cultural de los sectores tradicionales. Por ejemplo, en las artes visuales, antes era lo más concreto un cuadro que había que hacer, y hoy hay todo un mercado digital, sobre lo que hay que trabajar en propiedad intelectual en el ámbito digital.

Cómo hacemos que un artista pueda circular en el ámbito digital, generando ingresos. Todo es parte de la discusión de las 180 actividades que se realizan en este Mica.

¿En esto también se tiene en cuenta la comunión inevitable de la cultura con el turismo, cuando hablamos de gastronomía o tango por ejemplo?

Hay una sinergia directa. Primero porque el turismo es cada vez más experiencial, además de natural. El público quiere vivir una experiencia, y no solamente ver un paisaje, que pasa por tomar el vino, probar la gastronomía regional, etc. Esa experiencia que se busca está ligada profundamente a la cultura, no es lo que acompaña, sino lo que van a buscar. Los operadores turísticos lo ven claramente, y para eso necesitas infraestructura, y necesitas personal capacitado, pero también necesitas contenido que ofrecer. Entonces la cultura es totalmente sinérgica con el turismo. De hecho, compartimos un sector que son las artesanías, porque siempre se ligaron a la identidad del lugar, y a la posibilidad de llegar a conocer un saber.

Pero hoy también, una industria cultural es el audiovisual, donde cada peso que se genera es 40 por ciento de trabajo directo, y 40 por ciento de trabajo indirecto, delante y detrás de la cámara. Y después, los servicios con los mismos, logística, hotelería y gastronomía, los mismos que los del turismo. Entonces, es estacional. Y la cultura podría ser contra estacional, en un modelo de sustentabilidad productiva de una ciudad, de una provincia. Trabajamos mucho en ver esa dimensión.

La cultura es el 2,6 por ciento del valor agregado, y generó en el único año de referencia que tenemos pre pandemia, 310.000 puestos de trabajo directo. Cuando uno lo compara con otros sectores, hay que decir por ejemplo que la pesca es el 0,4; hotelería más gastronomía es el 2,25; explica un tercio de lo que genera la agricultura más la ganadería y la caza; etc. Esta comparación es buena para posicionar esta industria en relación a otras.

¿Cómo ve la evolución en estos diez años de Mica, a partir de los primeros Pre Micas, con seis sectores culturales, que hoy son quince?

Generar el primer MICA fue una idea muy innovadora, de vanguardia, que primero se generó más en el sector de cultura independiente. Tenía todo el sentido porque había que fortalecerlo.

Después se discontinuó la financiación, pero la política pública continuó. Siguió existiendo el Mica con más o menos impulso. Estos dos años que no lo tuvimos por la pandemia, nos orientamos a algo que había que hacer, que era generar el ámbito digital, es decir la plataforma que hicimos con Arsat –Empresa Argentina de Soluciones Satelitales- (que se presentó formalmente en esta edición del Mica), que ya se está exportando a México como servicio. Es una plataforma que tiene todas las industrias culturales, y que reproduce todas las instancias de mercado, rondas de vínculos, rondas de negocios, cargas de portfolios, etc.

Lo que pasó en estos diez años fue la digitalización, como una tendencia sostenida, pero que exacerbó la pandemia. Hubo un sobreconsumo de contenidos y una subproducción porque la pandemia nos hizo quedarnos en casa y no poder producir.

¿Cómo ocurre la decisión de aumentar los sectores del Mica; o la de dividir el sector de la música en cuatro (tango, folklore, hip hop y música académica), o la de incluir por ejemplo la gastronomía, videojuegos?

Algunas tienen que ver con la digitalización que cambió la cadena de valor de las industrias culturales, aún el de la artesanía que no es una industria pero que afectó su comercialización; en otras cambió totalmente como en el sector audiovisual que cambió desde la forma de producción hasta la forma de circulación, etc. A eso hace referencia la subdivisión de algunos sectores, porque el hip hop o la música urbana son nativos digitales, toda su cadena de valor es digital, desde la producción hasta la comercialización y la exportación.

El tango, no es solamente la música, sino que es la indumentaria, hay una industria atrás de todo eso que produce más bienes que la música y que tiene un circuito vinculado a la Marca País, y que trajo al Mica 14 compradores de tango de otros países. Lo mismo con la música académica o el folklore, a los que necesitamos ponerle otro foco porque el circuito de comercialización y de circulación, es muy diferente.

Para esto realizamos muchos estudios en conjunción con las embajadas, buscando el interés y las oportunidades de negocios de los distintos países, de los que surgieron destinos preferentes. Por ejemplo, a Estados Unidos le interesa el sector audiovisual, el de animación y el comic, que no lo sabíamos. Es muy interesante el "feed back" (ida y vuelta) de ese trabajo.

¿Cómo se trabaja con las provincias y los productores más alejados de Buenos Aires, a partir de este Mica?

Lo primero que dijimos en la reunión con el Consejo Federal de Cultura es que esto no es un encuentro, sino un proceso, tiene que haber sí o sí un "feed back" con la delegación de cada provincia sobre cómo fue en el mercado, qué se podría mejorar.

La primera sorpresa de este año es que decidimos hacer el Mica con muy poco tiempo de anticipación, y a pesar de eso, la respuesta que tuvimos. La ayuda para los que están más lejos, fue facilitar entre las provincias y el ministerio que pudieran viajar y alojarse.

El Mica presencial es importante, pero la plataforma es en sí una articulación permanente de políticas públicas donde se pueden hacer las rondas, acrecentar el catálogo, etc. Actuamos desde ahí también con las 90 representaciones internacionales. La digitalización presenta un montón de desafíos, en esto de potenciar la circulación del ingreso digital, de hacer homologaciones tributarias o legislativas para proteger la propiedad intelectual, el acceso a la brecha digital, a las habilidades que se necesitan para transitarlo.

En ese camino de crecimiento del Mica, ¿A quién falta convencer de este concepto de industrias culturales, o que falta para que esto funcione más sistemáticamente, teniendo en cuenta que la conciencia de la cultura productiva está más o menos instalada?

Es una construcción y un proceso. Hoy estamos trabajando transversalmente con todos los organismos, como el Ministerio de Desarrollo Productivo; la Agencia de Inversiones que es la que promueve tanto la presencia en ferias internacionales para exportar, o las misiones inversas a la Argentina; la Cancillería Argentina; la Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos) para modificar los nomencladores por los cuales se exporta; etc. Es un trabajo muy transversal porque no son competencias del Ministerio de Cultura, la cuestión tributaria, pero sí es muy importante.

Apertura y espectáculo de UOW

El acto de inauguración se desarrolló en el Auditorio Nacional del Centro Cultural Kirchner (CCK) y fue presidido por el ministro de Cultura, Tristán Bauer; acompañado por la secretaria de Desarrollo Cultural, Lucrecia Cardoso.

UOW, LA COMPAÑÍA QUE ESTUVO EN AL CARNAVAL DE LOS TEKIS 2022.

En la platea estuvieron presentes titulares de diferentes ministerios nacionales y funcionarios de distintas áreas y niveles, y miembros del cuerpo diplomático de las delegaciones extranjeras, especialmente la delegación de México, que fue el país invitado de honor al Mica. Bauer, en un largo discurso hizo hincapié en el compromiso por revertir la situación del Apagón Cultural por el cual, dentro de unos meses se terminarían los fondos que financian la cultura de nuestro país, a través de lo organismos nacionales que fomentan el cine, el teatro, la música, las bibliotecas populares y los medios comunitarios.

La primera jornada cerró con el espectáculo de alto impacto del grupo UOW, con bailarines en altura en la explanada del CCK. También habló de cultivar la paz a través de la cultura, y remarcó que: “El desarrollo de la cultura es fundamental pero también la faceta como industria como generadora de trabajo à Para nosotros que llevamos adelante este Ministerio, el Mercado de las Industrias Culturales Argentinas es algo fundamental; somos conscientes de este momento, sabemos perfectamente lo que significa la soberanía cultural”.

Importancia del Mica

INSTANCIAS DE DIÁLOGO

El Mica es el centro de un sistema de políticas públicas creado para la formación y la vinculación de productores, empresas y profesionales de las industrias culturales a nivel nacional e internacional. Es la plataforma pública para la comercialización de bienes culturales. Este año se trabajó con quince sectores: audiovisual, artes visuales, circo, danza, diseño, editorial, folklore, gastronomía, hip hop, infancias, música, música académica, tango, teatro y videojuegos.