Según la UCA, uno de cada cuatro jóvenes no estudia ni trabaja en la Argentina

Según un estudio del Observatorio de Deuda Social (ODSA) de la UCA, uno de cada cuatro jóvenes (26,4%) de entre 18 y 24 años no estudia ni trabaja. En ese segmento conocido como “ni-ni”, más de la mitad tampoco busca empleo. La cifra de quienes sufren esta doble exclusión (del mercado laboral y de la educación) es más alta entre las mujeres y entre aquellos que provienen de hogares más vulnerables.

De acuerdo con el relevamiento, un 14,8% de los jóvenes no estudia ni trabaja y no busca trabajo. Al desagregar por sexo, se ve que las mujeres (19,6%) casi duplican a los hombres jóvenes (10,1%) dentro de ese grupo. “Esta situación se reproduce de manera agravada cuando incluimos a los desocupados en el déficit: 3 de cada 10 jóvenes mujeres (22,9%), versus 2 de cada 10 jóvenes varones (30%) no estudian ni trabajan de manera remunerada”, apuntó el informe del ODSA.

Aunque siguen siendo cifras altas, los “ni-ni” que tampoco buscan empleo se redujeron en comparación con los años previos tanto a nivel general como en el caso de las mujeres. Solamente aumentó entre los hombres.

Con relación a la situación social de los jóvenes que no estudian, no trabajan ni buscan empleo, la UCA señaló que es mayor en los estratos de hogares clasificados como “obrero integrado” y “trabajador marginal”, donde alrededor de dos de cada diez jóvenes se declaran en esa situación.

En sintonía con estos datos, la última medición del Indec -a diciembre del año pasado- mostró que la pobreza llega a 44,2% en los jóvenes de entre 15 y 29 años. Se trata del segundo grupo con mayor participación, detrás de los chicos de hasta 14 años.

Cuando se habla de jóvenes “ni-ni” se incluye también a aquellos que actualmente no trabajan ni estudian, pero declaran estar en búsqueda laboral. A nivel general, un 11,6% de los jóvenes estaba en esa situación a fines de 2021. La cifra retrocedió con respecto al 15,5% de 2020, pero creció en comparación con los datos de 2017 a 2019, que se ubicaban debajo del 10%.

En ese universo, los datos por sexo están más parejos. Un 12,8% de los varones “ni-ni” busca trabajo, mientras que un 10,4% de las mujeres dijo estar en esa situación.

Este grupo también tiene una presencia mayor de jóvenes que pertenecen a los estratos sociales más vulnerables. “La situación general no parece haber cambiado mucho con la pandemia, salvo un relativo agravamiento de esta situación de exclusión entre los jóvenes de estratos marginales. En este segmento, más de 4 de cada 10 jóvenes sufren esta doble exclusión (45,5%)”, señaló el ODSA.

Por otra parte, hay un 25,3% de jóvenes que no estudian, pero trabajan. La cifra creció tres puntos entre 2020 y 2021, con predominio masculino: llega a 35,1% entre los hombres jóvenes, mientras que apenas representa un 15,5% de las mujeres.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...