30% de las mujeres nunca se realizó chequeos auditivos

Por MICAELA COSTANZO, Fonoaudióloga.

Cada 28 de mayo se celebra el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, fecha que tiene como objetivo reforzar y garantizar el derecho de todas las mujeres y niñas alrededor del mundo para gozar de una salud integral a lo largo de toda su vida.

Se utiliza el término salud de la mujer para hacer referencia a temáticas relacionadas con el bienestar y equilibrio físico, mental y emocional de las mujeres, con un enfoque en materia de igualdad de género.

Según una de las últimas encuestas realizadas por Med-El en Argentina es más probable que una mujer nunca se haya revisado la audición (30%) a comparación de los hombres (23%). Al mismo tiempo señala que las mujeres levantarán la voz para ser escuchadas (42%), antes que los hombres (36%), cuando presentan problemas o pérdidas auditivas. Sin embargo, los hombres son un poco más propensos a pensar que están sufriendo problemas de audición (18%), mientras que las mujeres no (16%).

La hipoacusia posee múltiples causas según la etapa en donde inicia, por eso estar atento a la posible sintomatología es muy importante para actuar ante las primeras alertas y acudir de inmediato a la atención profesional para hacer examinaciones a través de distintos métodos no invasivos que permiten detectar tempranamente la pérdida auditiva.

Otro de los resultados que arroja el estudio realizado por Med-El, tiene que ver con los sonidos que más afecta tanto a mujeres como hombres. En este caso, existe una igualdad entre géneros, sin embargo la gravedad difiere, es decir, el 54% de las mujeres sostiene que lo que les disgusta son los ruidos de construcción/perforación, mientras que para los hombres es del 44%.

Es importante desarrollar hábitos que ayuden al cuidado del sistema auditivo: no exponerse a ruidos intensos; usar protección auditiva si se trabaja en ambientes ruidosos; medir la intensidad de los reproductores de música, así como también el volumen de la TV y la radio para que no dañen nuestros oídos; no utilizar hisopos, ya que estos provocan lesiones o microlesiones, consultar tempranamente por dolor de oído, sensación de pérdida auditiva, zumbido en los oídos o cualquier malestar como pueden ser tapones de cera u otras afecciones; hacer una consulta y examen auditivo periódicamente para controlar el deterioro.

Es importante remarcar que, en algunos casos, la hipoacusia se puede prevenir si adoptamos las medidas necesarias. Además, muchas patologías que afectan a las mujeres pueden evitarse. Por ello, en este contexto, es de suma importancia hacerse chequeos de rutina, al menos una vez al año, para descartar problemas auditivos y/o cualquier otra enfermedad en general. Asimismo, los profesionales de la salud debemos comprometernos y optimizar cada consulta a fin de asegurar el bienestar físico y emocional de cada paciente.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...