Llevaba 32 kg de cocaína ocultos en el radiador

Unos 32 kilos y medio de cocaína, valuados en 64 millones de pesos, fueron hallados ocultos en el radiador de una camioneta importada de alta gama que pretendía cruzar el paso fronterizo que une la ciudad fronteriza de La Quiaca con Bolivia, y el conductor del vehículo quedó detenido.

La droga fue detectada durante un operativo de rutina durante la jornada del miércoles del cual participó el perro Cuai, perteneciente al cuerpo de canes entrenados para las tareas de control y fiscalización de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

El procedimiento realizado por la Dirección General de Aduana que permitió impedir el ingreso al país de la cocaína contó con la participación de agentes de la Gendarmería Nacional.

Los investigadores determinaron luego que la camioneta Great Wall Haval H6 utilizada para intentar ingresar la droga al país provenía de Perú y fue requisada cuando pretendía cruzar el puente internacional que une la localidad boliviana de Villazón con La Quiaca.

Según las fuentes, el perro olfateó el interior y la parte trasera del vehículo sin detectar ninguna anomalía hasta que, al encontrarse frente a la zona del motor y el capot, comenzó a marcar con sus patas delanteras el área del radiador.

Con ese indicio, los agentes aduaneros comenzaron a desmontar el paragolpes y encontraron en el sector del vehículo señalado por el can un total de 34 paquetes de color gris, algunos adosados y otros ocultos dentro de una caja rectangular de aluminio, especialmente acondicionada para disimular el transporte de la droga.

De acuerdo a lo declarado por el conductor, el destino final del viaje era Córdoba.

El contenido de los paquetes fue sometido a reactivos químicos que arrojaron como resultado 32,5 kilogramos de cocaína.

La DGA presentó la denuncia ante la Unidad Fiscal Federal de Jujuy y la persona que conducía y transportaba la droga quedó detenida.

En un colectivo, detectaron tres pasajeros con droga

Integrantes de la Sección Vial “Cabeza de Buey”, que depende del Escuadrón 45 “Salta”, desplegados a la altura del kilómetro 1.545 de la ruta nacional N° 9, detuvieron la marcha de un colectivo de larga distancia con itinerario la ciudad de La Quiaca con destino final el barrio porteño de Liniers. Durante el control de los pasajeros, los uniformados hallaron dos paquetes rectangulares debajo de una butaca que se encontraba desocupada, los cuales contenían 2 kilos 123 gramos de cocaína.

Los gendarmes lograron identificar como responsables del estupefaciente a tres pasajeros de nacionalidad peruana con radicación definitiva en Argentina, quienes quedaron detenidos por disposición de la Fiscalía Federal de Salta. En tanto que otros 4 kilos 056 gramos de cocaína fueron secuestrados en un operativo llevado a cabo por efectivos del Escuadrón 50 “Posadas”, cuando realizaban patrullajes sobre caminos alternativos entre la costa del río Paraná y la ruta nacional N° 12, a la altura de la localidad de Garupá. La droga fue hallada abandonada en un bolso.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...