Aumentaron las víctimas por las intensas lluvias en Brasil: 91 muertos y 26 desaparecidos

La Secretaría de Defensa Social del estado brasileño de Pernambuco confirmó la muerte de 91 personas a causa de las lluvias torrenciales que han afectado a la región desde el pasado miércoles. Además hay ya 26 personas desaparecidas y son 5.000 las personas que han tenido que abandonar sus hogares.

Las tareas de búsqueda en Recife, la capital estatal, se reanudaron en la mañana del lunes con la participación de casi 300 efectivos del Defensa Civil, Ejército y funcionarios municipales en siete lugares en los que se han detectado deslizamientos de tierra.

Desde que comenzaron las fuertes lluvias el miércoles, casi 4.000 personas han perdido sus casas, según CNN Brasil. Catorce municipios han declarado el estado de emergencia.

Con la puesta en marcha del estado de emergencia, el gobernador de Pernambuco, Paulo Camara anunció que a partir de esta misma semana unos 100 millones de reales (21 millones de dólares) se destinarán para sufragar las labores de rescate y recuperación, así como para la construcción de las infraestructuras dañadas por las lluvias.

“Sabemos que las primeras horas son muy difíciles (...). He hablado con todos los alcaldes para que elaboren un plan de trabajo para saber cuales son las acciones de apoyo del estado que van a necesitar”, explicó Camara.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sobrevoló este lunes la zona afectada y criticó a Camara por no haberle consultado la respuesta a estas fuertes lluvias.

“En cualquier momento que los gobernadores y prefectos nos busquen, respondemos. Ha faltado iniciativa por su parte. Si el gobernador estaba haciendo otra cosa, yo no lo sé. No vamos a politizar esta cuestión”, declaró, según recoge Folha de Sao Paulo.

“El gobernador debe olvidar las cuestiones políticas en los momentos de crisis, arremangarse y no hacer política con la desgracia de algunos, como infelizmente ha pasado”, reprochó Bolsonaro. Camara por su parte publicó en la noche del domingo que no se le había informado de la visita de Bolsonaro para este lunes.

Las autoridades han instado a evacuar a 32.000 familias que viven en zonas de riesgo y han ofrecido refugio en instalaciones municipales, mientras que otras han tenido que alojarse en casas de amistades o familiares.

La crisis climática está haciendo que los fenómenos meteorológicos extremos y destructivos sean más comunes en todo el mundo. A medida que aumentan las temperaturas, se prevé que la cantidad media de lluvia en esta parte de Brasil disminuya, pero se espera que los fenómenos de lluvia extrema sean más frecuentes e intensos, según las proyecciones científicas publicadas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...