Allanamiento y prohibición para salir del país

La Justicia dispuso el allanamiento del Hotel Plaza Canning Design, donde están alojados los tripulantes iraníes y venezolanos que viajaban en el sospechoso avión que sigue retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza. Ninguno de ellos puede salir del país hasta nuevo aviso.

El Boeing 747-300M -matrícula YV3531- de la empresa Emtrasur está retenido desde el 8 de junio en Ezeiza, envuelto en una polémica internacional.

El lunes, el juez federal Federico Villena ya había ordenado a Migraciones que se retengan por 72 horas los pasaportes de los iraníes. Después de que la Fiscalía promoviera acción penal para investigar las irregularidades del ingreso del avión y los posibles vínculos con el terrorismo, se dispuso el allanamiento en el hotel y se les prohibió la salida tanto a los venezolanos como a los iraníes por tiempo indeterminado.

El allanamiento en el hotel fue encabezado por la Policía Federal con el apoyo de la Bonaerense. Comenzó entrada la noche del lunes y se extendió durante la madrugada del martes.

Los agentes revisaron las habitaciones donde se alojaron los ciudadanos iraníes y venezolanos. Además, secuestraron teléfonos, pendrives, computadoras y documentación.

Miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, confirmó en declaraciones que el nombre de uno de los tripulantes coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán, estructura militar considerada por Estados Unidos como una organización terrorista. Se trata del capitán, Gholamreza Ghasemi Abbas.

Apuntan que sería accionista y miembro de la junta directiva y director ejecutivo de la aerolínea Qeshm Fars Air, utilizada por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para mover armas y equipamiento militar a Siria durante la guerra civil en ese país.

Los viajes del avión con tripulación iraní

La aeronave ingresó a la Argentina el lunes pasado proveniente de México con destino Ezeiza, según los registros que se encuentran en la Justicia. El miércoles último el avión despegó del aeropuerto internacional y tras sobrevolar el Río de La Plata durante 20 minutos aterrizó nuevamente en la misma terminal porque Uruguay no habilitó su aterrizaje.

Según los “flight records” recientes de la aeronave, estuvo en los últimos 15 días en Paraguay, Bielorrusia, Teherán y Moscú, mientras que tendría actualmente vedado el uso de los espacios aéreos de Brasil, Uruguay, Paraguay y Chile.

Las sospechas están fundadas en que la aeronave pertenecía hasta hace muy poco a la empresa iraní Mahan Air, sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de los Estados Unidos. Por ese motivo, varias agencias internacionales vienen siguiendo hace meses el recorrido del avión. De acuerdo a más registros, el avión se encontraba haciendo base en Caracas desde enero pasado.

“Hace quince días estuvo en Paraguay y supuestamente llevó una carga de cigarrillos a Aruba”, apuntó un funcionario que monitoreó el operativo.

La aeronave había aterrizado el pasado 13 de mayo en el Aeropuerto Guaraní, en Minga Guazú, y su presencia llamó la atención debido a que en ese momento llegó con una tripulación confirmada por 18 personas, algo poco habitual para vuelos de ese tipo.

Según los papeles, el avión cargó cigarrillos por U$S 755.000. La factura 001-002-0000640, emitida por la empresa Tabacalera del Este SA (TABESA), indica que se trasladaron 6010 paquetes de “Ibiza extra suave doble filtro short” y 1076 paquetes de “Ibiza extra suave King Size”.

El 6 de junio, el vuelo ingresó a la Argentina desde México. Intentó aterrizar en Ezeiza, pero no pudo hacerlo por condiciones climáticas y paró en la ciudad de Córdoba. Ese mismo día, finalmente, voló a Ezeiza.

El 8 de junio intentó volar a Uruguay, pero le denegaron el acceso. “Tomamos la decisión a partir de la información del Ministerio del Interior. No permitimos el ingreso al espacio aéreo soberano nuestro y que retorne al Aeropuerto de Ezeiza”, aseguró el Ministro de Defensa de Uruguay Javier García.

También 8 de junio la empresa Emtrasur solicitó autorización a la Dirección Nacional de Aeronaútica Civil (DINAC) de Paraguay para realizar una escala técnica al día siguiente. A las 19.17 se lo rechazaron. De esta manera, la aeronave debió regresar a territorio argentino y aterrizó en el Aeropuerto de Ezeiza, donde se inició la polémica.

Fuente: TN

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...