Ordenan detención de cinco efectivos

El fiscal Walter Rondón que tiene a cargo la investigación penal por la fuga de José Luis Marino Rótolos, solicitó la detención de cinco efectivos del Servicio Penitenciario y dispuso el secuestro de teléfonos celulares y otros dispositivos informáticos.

Luego de conocerse la insólita fuga del hombre condenado a prisión perpetua, por un alambrado detalladamente cortado, el fiscal realizó una inspección en el predio y tras los informes del Departamento de Criminalística y entrevistarse con la mayoría de los efectivos que se encontraban de guardia esa jornada, promovió acción penal en contra de cinco efectivos, un jefe, un subjefe, un oficial y dos suboficiales, por la supuesta autoría de "facilitación dolosa de evasión e incumplimiento de deberes de funcionarios públicos".

Además una fuente judicial que fue consultada por nuestro diario, dijo que la fuga de Marino Rótolos fue alertada casi tres horas después y todo ese tiempo habría servido para que el hombre huyera, según se cree, al vecino país de Bolivia.

Además se supo que la calificación legal que ahora pesa sobre los efectivos, tiene que ver con la ausencia total de guardias por donde escapó Marino Rótolos, recorriendo más de 500 metros sin que sea descubierto.

Por otra parte se desprendió de la investigación que una cámara de seguridad captó el momento de la fuga y la dirección que el prófugo tomó. Este dato es fundamental para iniciar la minuciosa tarea de registros filmográficos a cargo del Departamento de Informática del Ministerio Público de la Acusación.

Los efectivos permanecen alojados en el Cuerpo de Infantería y esta jornada conocerán causa de imputación y deberán designar abogado defensor.

Sobre la fuga

Según las actuaciones complementarias, Marino Rótolos había solicitado que le abrieran las puertas de la celda, para ir a buscar pan para sus compañeros de pabellón. Los investigadores creen que el hombre realizaba esta acción de forma habitual, por la "confianza" que se había ganado con los efectivos a cargo de su custodia.

Además se elevó al juzgado de Ejecución de la Pena el pedido de captura nacional e internacional para el hombre acusado de cometer un cruento crimen.

Sobre la condena

José Luis Marino Rótolos fue condenado en 2016 a la pena de prisión perpetua por el crimen del cambista Marco Ortega, hecho ocurrido en 2013 cerca de la localidad salteña de La Caldera.

Junto al inculpado, dos hombres oriundos de la ciudad de Rosario habían sido detenidos, pero luego liberados.

En 2020 su abogado defensor solicitó su traslado a nuestra provincia y desde ese entonces estaba alojado en la Unidad Penal 7 del barrio Alto Comedero.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...