Una mujer contrajo botulismo tras consumir conservas vencidas

Una mujer de 47 años permanece internada en grave estado por un cuadro de botulismo en el Hospital Regional de Villa Dolores. Los síntomas de la intoxicación se desencadenaron tras consumir alimentos en conserva de producción artesanal que estaban vencidos. Los productos fueron elaborados por la marca “A Pleno”, de Villa Las Rosas, Códoba.

El doctor Juan Uez, director del Hospital Regional de Villa Dolores señaló que el estado de la paciente es “muy grave”, padece neumonía bilateral y requiere asistencia respiratoria mecánica. “Es imposible realizar un traslado ya que su estado es muy delicado”, explicó el médico en declaraciones al medio local Radio Verdad.

En tanto, el director de Bromatología de Villa Dolores, Gonzalo Larghi, informó que “el producto que consumió la mujer estaba vencido” y que fue comprado en un comercio de esa ciudad. Con respecto a las conservas de la marca “A Pleno”, el funcionario explicó que las elabora una residente de Villa Las Rosas (a unos 14 kilómetros de Villa Dolores) y que comercializaba tres tipos de alimentos: queso de girasol, pasta de garbanzo y pasta de maní.

Por prevención a raíz de este caso, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) emitió una alerta en la que recomendó a la población abstenerse de consumir todos los productos de la marca “A Pleno”. En caso de haberlo hecho, y si presentaran alguno de los síntomas iniciales como náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, visión borrosa, visión doble, boca seca, dificultad para hablar y tragar, se debe realizar una consulta médica inmediatamente”.

Además, la agencia reguladora nacional indicó que quienes tengan en su poder productos y conservas de esa marca para su venta y expendio, deben cesar su comercialización.

¿Qué es el botulismo alimentario?

El botulismo clásico o alimentario es una intoxicación grave producida por la ingestión de la toxina preformada en los alimentos contaminados. No se puede ver, oler o sentir el gusto de la toxina botulínica.

La incidencia del botulismo es baja, pero la tasa de mortalidad es alta si no se realiza un diagnóstico precoz y se administra la correspondiente antitoxina en forma temprana. El botulismo no se transmite de persona a persona. Los síntomas de la enfermedad son el resultado de la acción de la neurotoxina sobre el sistema nervioso.

Los signos iniciales de la intoxicación son náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, visión borrosa, visión doble, boca seca, dificultad para hablar y tragar.

Los elaboradores de alimentos deben garantizar que sus productos alimenticios se procesen adecuadamente para garantizar la inocuidad (estrictos procesos térmicos, valores de pH apropiados en los productos finales y el uso prudente de conservantes).

Ademas, durante el transporte y el almacenamiento los productos alimenticios deben ser manipulados de manera adecuada para evitar el crecimiento de bacterias y la formación de toxinas.

Recomendaciones de la ANMAT:

- Evitar consumir conservas si se desconoce su origen

- Seleccionar siempre conservas que hayan sido fabricadas por elaboradores habilitados por la autoridad sanitaria competente de cada jurisdicción

- Al momento de adquirir productos en conserva, rechazar los envases que se encuentran hinchados o abollados

- Transportar y almacenar las conservas en lugares frescos, bien ventilados, y mantener el producto protegido del calor directo, la humedad y la contaminación

- No consumir conservas envasadas que al abrirlas despidan gas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...