“Hay que organizar un sistema médico preventivo y de promoción”

¿Se está planteando en este encuentro un programa de salud integral?

-Recién terminamos una reunión muy productiva y larga con las clínicas privadas de salud de Jujuy, de San Salvador y algunas del interior. Y así estamos haciendo a lo largo del país sobre la necesidad de formular nuestro sistema sanitario, porque estamos con muchos problemas en el sistema sanitario, que afectan desde la formación de los trabajadores de salud, clínicas y sanatorios con problemas de financiamiento y de pagos de deudas con Afip y Anses. El sector público también tiene muchas necesidades de financiamiento. Venimos a charlar, a discutir, escuchar cuáles son los problemas, porque son comunes a todo el país, tienen que ver con las situaciones locales, regionales. En el NOA hay que considerar la cuestión de los pueblos originarios, cómo dar respuesta y recibir de ellos sus conocimientos, su cultura. Es discutir entre todos una mejora de nuestro sistema de salud.

¿Cómo encuentra al sistema privado para este sistema integral?

-En todos lados hay preocupación. Tenemos que tratar de reconocer esos problemas, ver cómo los podemos resolver, empezar un proceso donde haya una activa participación de distintos actores, no solamente esperar que los gobiernos resuelvan todo. La gente tiene la idea que con una ley per sé cambia todo. Estas convocatorias tienden a eso y hemos encontrado a todos los actores, es una provincia que venimos visitando y que no es de ahora, 10 años que venimos haciendo esto. Hemos encontrado una gran avidez de discutir este tema.

¿Al NOA cómo lo ve, siendo que hay provincias fronterizas?

Las provincias fronterizas tienen un tipo de problema particular. Estuve en Misiones dónde hay muy fácil acceso, ejemplo desde Posadas a Encarnación, y hay una simetría entre oferta de salud que tenemos en nuestras provincias en Argentina aún con nuestros problemas, pero del otro lado muchas veces no tienen ningún tipo de respuesta; entonces vienen a buscar -como corresponde- una respuesta de este lado.

Recuerdo haber discutido, conversado, con los embajadores de esos países y este problema que a esas provincias le representaba un impacto económico importante que viniera tanta gente de otros países a atenderse en estas provincias fronterizas. Habíamos llegado a un acuerdo, que a la persona no se le cobraba nada pero que se deducía, por ejemplo, de energía de la empresa Yacyretá los gastos qué se producían por la asistencia de sus ciudadanos. Siendo yo todavía ministro de Salud de la Nación no me habían puesto ningún tipo de reparo, porque el monto no era muy grande pero si importante para la Provincia.

¿Luego de la pandemia cómo ve a los profesionales de salud?

Los trabajadores de la salud en general en el país no están bien pagos, por eso se están quedando vacías las residencias, no hay interés por ciertas especialidades, no les estamos pagando bien, muchos profesionales tienen que caer en el pluriempleo y eso repercute en su calidad de vida. Es importante discutir esto porque hay recursos para mejorar ésto. El tema es descubrir dónde se están yendo indebidamente esos recursos y poder rescatarlos para que podamos tener mejores salarios, mejor equipamiento, infraestructura y poder trabajar mucho más cómodos dentro de nuestro profesión.

¿Qué se está haciendo con el dinero de la salud?

-Uno va a encontrar que mucho de lo que se cuenta como inversión sanitaria en realidad es un gasto, porque no están llegando prestaciones. Cuando uno ve que las empresas más grandes de medicina prepaga tuvieron récord de ganancias en 2020 y en 2021 récord histórico, empiezo a analizar qué pasó con los prestadores que trabajan para esas empresas. Empezamos a descubrir que los prestadores no le aumentaron en la misma proporción. Habría que corregir eso, ponerle un límite y que el resto de esa ganancias se distribuya entre los que trabajan, las clínicas, sanatorios y hospitales que son los que realmente atienden a la gente.

Hay un lugar para redistribuir mejor los recursos que se están yendo. Otro lugar, nosotros pagamos carísimo un montón de insumos médicos, sueros fisiológicos, oxígeno y ni hablar de medicamentos. Si bajamos un poco esa ganancia, que es muy grande, habrá más recursos para pagar más salarios, mejores insumos, más equipamiento. Hay que ver dónde se está yendo el dinero, si hay sectores que se están llevando una cantidad desmesurada de ganancias hay que corregir algo.

¿Qué implicaría regular ésto?

-Las regulaciones ya existen. El problema es que tenemos un sistema de salud que se ha desorganizado tanto que lo hacen ineficiente. En este país acudimos a buscar salud cuando nos duele algo, para hacernos un chequeo o lo que sea. Asistimos en forma totalmente desorganizada y eso es muy caro. Se hacen todos los estudios de nuevo, y sin embargo la mitad de la población argentina que sufre hipertensión no sabe que la tiene, y la mitad que sabe no se trata correctamente. Hay que repensar un sistema en donde saquemos todos estos costos que se están yendo en forma indebida. Hay que organizar un sistema médico preventivo y de promoción, de cuidar la salud, no de premiar y estimular que vayamos cuando estamos enfermos. Hay que organizarlo, tomar modelos como de Gran Bretaña, fuertemente preventivos, que ordenan todo y lo hacen más económicos.

Proyecto de salud integral

El exministro de Salud de la Nación y legislador nacional Daniel Gollán participó ayer en Jujuy del Segundo Encuentro Norte Grande. Expuso junto a Nelson Donato del Instituto Patria; Marcelo Bellone, director nacional de Abordaje por Curso de Vida; el rector de la Universidad Nacional de Jujuy, Mario Bonillo; el secretario de Extensión de la Unju, Ariel Díaz, y la mburuvicha Yolanda Cruz.

“Tiene que ver con un trabajo de una dinamización que se está haciendo para desarrollar un proyecto de ley que tiene que ver con una salud integral, con un esquema novedoso, construido desde abajo con participación”, explicó Bonillo, destacando que buscan concretar una propuesta diferente para el sistema de salud de Argentina. Ponderó la participación de la Unju como academia y recordó que fueron a visitar a pueblos guaraníes.

“Es que entre todos debemos empezar a pensar un modelo que sea aplicable en el tiempo para la salud de los argentinos. Para mi tiene una trascendencia importante”, afirmó por su parte Bellone. Explicó que hay que ver los nichos, la comunidad que necesita asistencia y el acceso a la salud, quién da los servicios que sean de calidad, y que como sistema entiende que debe ser con equidad, llegar a todos. El Segundo Encuentro Norte Grande se concretó ayer frente a un nutrido grupo de asistentes, en la Facultad de Ingeniería de la Unju, calle Ítalo Palanca 10 de esta capital.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...