Piden simplificar sistema de valuación de inmuebles

La Federación Argentina de Agrimensores (Fada) pidió discutir una justa valuación fiscal de los inmuebles y simplificar el sistema, debido a que esa operación técnica y profesional resulta clave para determinar la base imponible de los distintos tributos que gravan la propiedad inmueble en Argentina. Para Jujuy se cree que simplificarlo sería útil porque el sistema está desactualizado y el revalúo llevaría más tiempo y dinero.

El presidente de la Fada, Marcelo Lupiano, planteó que "esta búsqueda de simplicidad y reducción del sistema debiera apuntar a bajar los altísimos costos de su determinación original y posteriores actualizaciones". Entiende que para ello deberían conformarse unidades administrativas de trabajo permanentes que actúen sobre la base de observatorios de valores, que bien podrían estar alimentados desde el ejercicio profesional de la agrimensura. Consideró que podrían ser obtenidos desde las mensuras y/o verificaciones de subsistencia del estado parcelario, aportando en cada caso valores inmobiliarios de referencia respecto de las parcelas que son objetos de esas tareas profesionales.

Al respecto, el referente de la Fada en Jujuy, Gabriel Toledo, explicó que sería bueno que se concrete lo que plantea la Federación de simplificar las fórmulas para poder actualizar y hacer más justa las valuaciones fiscales. "Para poder hacer un revalúo inmobiliario en la provincia se necesita mucha plata y tiempo. La Dirección Provincial de Inmuebles está empezando a comprar equipos nuevos para hacerlo en algún momento, pero más que nada esto es una decisión política", precisó.

Explicó que esto significaría hacer mediciones y con ello valuaciones masivas por distintas ciudades y barrios que permitirían que los impuestos "sean más justos", ya que actualmente el coeficiente con el que se calcula es igual para todos. Entonces el pago sería con base en lo que se determine en cada una de las parcelas, por lo que se irían valuando si las construcciones son nuevas, superficie de cada propiedad, la construida, y teniendo en cuenta otros factores.

"Si se pudiera simplificar, abarataría mucho los costos, podría ser con mucha más frecuencia", estimó. Es que precisó que ahora las valuaciones se hacen con base a años anteriores a los que se les aplica un coeficiente de actualización y de ese modo se cobran nuevos precios para el impuesto inmobiliario.

Explicó que la Dirección de Inmuebles estaría por renovarlo, pero entiende que no solo se necesita equipos, que es en lo que se avanza, sino tiempo y gente para poder recorrer la provincia. "Hacer un revalúo nuevo implicaría que el Gobierno decida hacerlo y que le dé los fondos a la Dirección de Inmuebles para que lo realice", afirmó.

Consultado sobre la realidad de las valuaciones actuales, estimó que "no están subvaluadas" porque se suele nivelar más para abajo que hacia arriba, pero asume que si se hiciera un revalúo, sería más equitativo para la gente y con más justicia como lo plantea el sistema impositivo. De hecho, aclaró que el valor inmobiliario fiscal es mucho más bajo que el de mercado de un inmueble.

No obstante reconoció que "hay zonas que las tenemos donde no hay todavía casas y está lleno. Poder hacer un revalúo haría que se determine zonas que por la aplicación de coeficientes quizás terminan pagando más de lo que deberían", afirmó.

Reiteró que actualizar el revalúo "contribuiría a hacer mejor recaudación, a que se detecten un montón de obras que no están declaradas", reiteró. Recordó que desde la Federación se plantea que a través de la mensura que hacen los agrimensores se podría también actualizar.

Entiende que la valuación masiva que se podría hacer es algo catastral, una actividad reservada desde la agrimensura que podría aportar mucho, sobre todo si desde Fada se brinda una forma simplificada de poder hacerlo para que lo utilice la Dirección Provincial de Inmuebles. Reiteró que sin esa fórmula llevaría mucho tiempo y dinero poder concretarlo.

Toledo sostuvo que en la provincia de Jujuy son sólo 15 los agrimensores que hay, por lo que se están necesitando más para reparticiones y empresas, con lo cual estimó que sería muy bueno que en la provincia se abra una carrera de agrimensura para responder a la demanda que ahora ocupan profesionales de otras provincias. Afirmó que hay déficit de agrimensores en todo el país, y sólo se puede estudiar en las universidades de Catamarca, Santiago del Estero, Tucumán, San Juan y Mendoza, pero muchos jujeños cuando van a estudiar se quedan en esas provincias.

Se busca actualizar un sistema obsoleto

A través de una declaración elaborada por la Federación Argentina de Agrimensores, entidad que nuclea a los Colegios Profesionales de Agrimensura de todo el país, se pidió pensar en una simplificación del sistema valuatorio parcelario con fines masivos, y la intención apunta también a que se logre una justa valuación fiscal de los inmuebles.

Es que en la actualidad, para ser considerado apropiado se encara como la determinación de una cuasi fórmula matemática general que represente la realidad para acercarse lo más posible al valor del inmueble en comparación con su valor de mercado y pretendiendo probar de ese modo su validez, cuando este último solo debiera utilizarse.

“Esta búsqueda de simplicidad y reducción del sistema debiera apuntar a bajar los altísimos costos que su determinación original y posteriores actualizaciones implican, conformando para ello unidades administrativas de trabajo permanentes que actúen sobre la base de observatorios de valores que bien pueden estar alimentados desde el ejercicio profesional de la Agrimensura, obtenidos desde las mensuras y/o las verificaciones de subsistencia del estado parcelario, aportando en cada caso valores inmobiliarios de referencia respecto de las parcelas que son objetos de tales tareas profesionales”, expresó desde la Fada, su presidente y agrimensor Marcelo Lupiano.

Recordó que la determinación de los valores fiscales de las propiedades es una facultad propia de cada una de las 23 provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, facultad que las mismas desarrollan a través de los catastros territoriales de cada jurisdicción. Esta es una atribución establecida por la Ley Nacional de Catastro N°26.209, que incluye la valuación de los inmuebles dentro de las finalidades y objetivos de la obra catastral. En ese marco, se advirtió desde la Federación que las metodologías utilizadas a lo largo de los últimos 60 años para la determinación de las valuaciones fiscales de los inmuebles en forma masiva, “si bien fueron útiles y apropiadas al momento de su concepción, han devenido en la actualidad en un conjunto de procedimientos y normas anticuadas e ineficientes que arrojan como resultado valuaciones que, permanente y sistemáticamente, caen en serias desactualizaciones e inequidades, tanto en forma absoluta como relativa”.

“En muchos casos, las valuaciones determinadas originalmente se han ido actualizando a través de los años mediante la aplicación de coeficientes generales, determinados más que nada en la inflación. Pero estos coeficientes van desvirtuado al fin la base de justicia y equidad que constituye el fundamento de toda contribución impositiva”, finalizó.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...