“Lo peor que nos puede pasar es dar marcha atrás en el acuerdo del FMI”

¿Cómo ve el mundo la renuncia del ministro Guzmán?

Son situaciones que ocurren en la política de todos los países cuando hay crisis en las coaliciones de gobierno, como es el caso del gobierno actual, lo lógico es que se puedan ir acomodando.

El mundo va a esperar las medidas del Gobierno con la nueva ministra para ver si se produce algún cambio en relación a lo que se venía trabajando en el acuerdo con el FMI, si eso no ocurre, no tendría que haber motivo de preocupación, más allá del tema de la inflación. Son temas de la economía interna que los observadores internacionales prestan atención, y en la medida que el mercado pueda ver que las señales por parte del Gobierno son positivas la economía va a ir teniendo algo de estabilización.

Respecto al precio del dólar, va a tener un equilibrio en la medida que los actores económicos confíen, pero sabemos que el principal problema que tiene nuestra economía es que los argentinos no tenemos confianza.

Sucede que es muy difícil

Sí, es un problema. No tenemos confianza porque los gobiernos nos vienen fallando, y es cierto, vienen haciendo mal los deberes hace tiempo, tanto en la macro como en la microeconomía, entonces la gente no confía y se refugia en el dólar cuando puede y la plata se nos devalúa cada vez más.

Vivimos en un país que está acostumbrado a un sistema presidencialista fuerte y hoy tenemos un presidente débil que es manejado por la vicepresidenta.

¿Cómo se toma esta diferencia política en el mundo?

Es muy negativo a nivel interno y también a nivel internacional porque muestra una total falta de acuerdo, y esa falta de acuerdo deriva en falta de confianza. El ingrediente fundamental de la economía es la confianza, entonces si uno no tiene confianza en el equipo de gobierno, los actores principales acuden al "sálvese quien pueda", entonces el sistema se torna más anárquico, no hay estabilidad y ese es el problema.

El Gobierno tiene que tomar decisiones a nivel interno, Cristina tiene que entender que si empoderó a Alberto, tiene que dejarlo trabajar y aceptar lo que él decida porque si no, esto va a generar muchas más tensiones de las que estamos viviendo hoy, a un año y medio de las elecciones, el impacto es más fuerte y lo sufre la gente.

¿Qué pasa con la inflación?

Estamos en un sistema capitalista y este sistema es competitivo, si no competimos, nos va mal, es una cuestión binaria. El sistema implica competencia y si nosotros no mejoramos nuestro rendimiento económico, nos va a ir mal, como nos está yendo.

La Argentina es muy competitiva desde el punto de vista privado, nuestros actores económicos son muy buenos, el tema es que tenemos problemas en el sistema político, el tema es que no hay acuerdos entre el oficialismo y la oposición, de decir, por ejemplo, bueno, en estos 10 puntos hemos acordado esta política.

Por otra parte, la inserción del país en el mundo, en este nuevo orden mundial que se viene gestando y que tiene que ver con la cuarta revolución industrial, y un sistema político nuevo, donde Rusia se está enfrentando a Occidente de la mano de China, en algo que los internacionalistas entendemos que es un sistema multipolar.

¿Cuál es el mejor y peor escenario para Argentina en esta situación de crisis?

El mejor escenario es sin dudas que el Gobierno tienda a ocuparse de la inflación, que es lo más preocupante para los trabajadores, centrarse en un plan económico, que esté a la vista y que sea claro, en la medida que eso suceda se va a estabilizar la economía y los actores económicos van a estar más ocupados de la producción que de los avatares del sistema económico argentino; y lo peor que nos puede pasar es dar marcha atrás en el acuerdo del FMI y seguir en una línea que sea antisistema, en un mundo en que todavía hay cuestiones que se van a ir acomodando en el marco de un nuevo sistema multipolar, desde lo político y económico.

Estamos en tránsito a una economía de cuarta y quinta revolución industrial, entonces todos estos reacomodamientos que vamos a ir viendo a nivel internacional, la Argentina se tiene que subir a la ola desde el punto de vista de no ser antisistema y evitar que nos sigan dañando con medidas y sanciones que nosotros mismos hemos generado, por ejemplo con los famosos cepos, no funcionan los cepos, eso lo vimos en otros gobiernos.

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...