EN VIVO

#EnVivo | El Matutino, el magazine de El Tribuno de Jujuy

Inflación, dólar, cambio de ministro, especulación y falta de controles se convirtieron en una combinación mortal para el bolsillo de los jujeños porque desde hace unas semanas en la provincia hay un alto grado de dispersión de precios en los alimentos, y por ende la falta de referencia que tienen los consumidores a la hora de comprar esos productos.

Un recorrido de El Tribuno de Jujuy por diferentes barrios de la ciudad recogió un panorama preocupante en cuanto a la diferencia de precios entre los comercios, que llega a ser en algunos casos de hasta $50, dependiendo el producto.

"Sucede que el comerciante aplica el porcentaje de ganancia dependiendo de los gastos fijos que tenga en el local", señaló una de las personas consultadas y agregó que "es muy difícil la situación para nosotros también porque los precios nos suben todas las semanas, entonces tenemos que subir el precio de la mercadería para no sufrir pérdidas".

En este sentido, la encargada del local afirmó que "también sucede que ante la falta de controles y precios de referencia, hay muchos comerciantes que se aprovechan de la situación y ponen el precio que quieren, lo que tampoco nos favorece a nadie". Asimismo, indicó que "un paquete de salchichas que yo vendo a 130 pesos en mi local, voy a mi barrio y me lo venden a 180 pesos, es una locura porque no hay referencia y los clientes no saben cuál es el verdadero precio".

Entre los productos que registran una importante dispersión de precios están los que integran la canasta básica como harina, leche, aceite, fideos y arroz.

Por otra parte, los comerciantes coincidieron en señalar que "los proveedores actualizan los precios todas las semanas, con subas de hasta treinta pesos en los productos. Mucha gente se enoja porque piensa que somos nosotros los que subimos los precios de los productos, pero la realidad es que vienen con suba todas las semanas y nosotros sólo los trasladamos".

Respecto a la remarcación de los precios uno de los comerciantes indicó que "sí está sucediendo esta situación, incluso desde que hacemos el pedido hasta que nos llega ya sufrió un aumento y hasta los mismos proveedores los remarcan, nosotros no lo trasladamos inmediatamente, pero sí debemos subirlo la semana siguiente".

En cuanto a los aumentos de precios de los productos, los comerciantes afirmaron que "en el último mes la suba fue muy fuerte". "El aceite que el mes pasado costaba $520 ya se vende por $600, el medio kilo de yerba que en junio costaba $240 ahora ya subió a $290".

Además, se registraron subas en la polenta, de $150 a $170; arroz, $150 a $180; azúcar, $120 a $170; harina $200 a $210; té en saquitos, $180 a $200.

En cuanto a los lácteos, los comerciantes señalaron que "no sufrieron fuertes aumentos y dentro de todo se mantienen", aunque señalaron que la manteca es el producto que más subió, "casi un cien por ciento" y pasó de $80 a $160 en un mes, para las segundas y terceras marcas.

Por su parte, el litro de leche se consigue a $200 pesos y varía hasta los $220 de una primera marca.

Finalmente, los comerciantes llevaron tranquilidad a los consumidores y afirmaron que "no hay desabastecimiento de alimentos en la provincia".

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...