Las Malvinas son argentinas con un gobernador inglés

Por WALDO CHAYLE, geólogo jujeño.

Los argentinos somos conscientes de que las Malvinas son argentinas, sin embargo las tienen los ingleses, ¿cómo es posible explicar esta contradicción? Según cronología histórica de los argentinos, los españoles las descubrieron en 1520, luego pasaron a formar parte del Virreinato del Río de La Plata. Con la declaración de la Independencia de Argentina las islas también forman parte de nuestro territorio. En 1820 se ejerce la soberanía con la presencia de autoridades en las islas y en 1833 Inglaterra expulsa al gobernador y una guarnición de argentinos. Los ingleses argumentan otra historia, manifiestan que las islas fueron descubiertas por un inglés en 1592.

Desde 1960 Argentina, en más de dos oportunidades llevó el tema ante el Comité de Descolonización de la ONU. El Comité ha manifestado y promovió un diálogo entre las partes mediante resoluciones. Inglaterra en algunas oportunidades accedió al diálogo, pero en general se negó.

En 1982 se originó el conflicto bélico entre ambos países. En el mismo año Naciones Unidas emite una resolución en la cual manifiesta que la Guerra de Malvinas no afecta la continuidad de las negociaciones. Inglaterra no respeta las resoluciones de Naciones Unidas, no hay diálogo permanente y además actúa unilateralmente tomando decisiones sobre las Islas ignorando la resolución 31/49. Es improcedente su actitud porque no debe hacerlo hasta que se resuelva el conflicto.

Los ingleses manifestaron que debe haber una autodeterminación de los pueblos, pero Argentina no acepta porque los habitantes de las islas fueron "implantados". No debe minimizarse la autoderminación, porque los isleños han avanzado, logrando en estos últimos 40 años un escenario totalmente diferente, están adquiriendo cuerpo propio, porque han duplicado la cantidad de habitantes. Por decisión de Inglaterra, manejan su propia economía, tienen 1% de desocupación y 8% de inflación anual, cobran los derechos de pesca y de las exploraciones submarinas petroleras, turismo y ganadería ovina. Según informaciones, tendrían 1.500 militares con equipamiento, pistas para aviones de combate. Tienen Constitución propia y autoridades isleñas, excepto el gobernador que es representante de la Corona de Inglaterra.

Según resolución de Naciones Unidas las negociaciones deben realizarse entre las dos partes Argentina-Inglaterra, sin embargo, en la última reunión de este año del Comité de Descolonización de Naciones Unidas, no se presentó Inglaterra, enviaron dos representantes de las Islas Malvinas.

Argentina para atender todas las cuestiones referidas a las Malvinas y el espacio marítimo circundante, creó una Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur y una Dirección Nacional de Malvinas e Islas del Atlántico Sur. Por otra parte, convencidos de que las Malvinas son argentinas, ponemos el nombre en colegios, clubes, plazas, calles. Sin embargo, por decisión de Inglaterra no podemos acercarnos a las islas, únicamente en calidad de turistas.

Después de 190 años, desde la colonización de las islas, la diplomacia hasta hoy no dio resultados. El Comité de Descolonización de Naciones Unidas hace el esfuerzo, pero no es suficiente. El único modo podría ser teniendo el apoyo del G7, G8, G20 o el Brics, pero esto no parece ocurrir en corto o mediano plazo. Mientras tanto, la Argentina debiera utilizar estrategias que permitan avanzar en algunas cuestiones, por ejemplo, actuar en paralelo con los ingleses, autorizando la pesca, exploración submarina, hablar con los isleños para proponer intercambios deportivos, estudiantiles, promover subsidios para investigación en las islas. Si estos temas generan conflictos, tal vez logremos la atención y participación internacional.

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...