Cómo resolver el problema de los pasivos mineros

Los pasivos mineros o mejor definidos como "pasivos ambientales mineros" se refieren a una mina inactiva o abandonada en la cual quedaron restos de las operaciones mineras. Esto significa que puede haber instalaciones, efluentes, emisiones, restos o depósitos de residuos originados por el tratamiento de minerales y en consecuencia significan riesgo actual o potencial para la población y el ambiente.

En esas minas, es necesario realizar la remediación del área afectada por la actividad minera, para ello, deben realizar trabajos de estabilidad física y química con el objeto de anular o disminuir el problema de contaminación ambiental y eliminar las estructuras utilizadas.

En la actualidad. Como consecuencia de las normativas para el cuidado del ambiente no es posible que una empresa minera después de finalizada la explotación abandone la mina, ya sea, agotamiento de reservas, cuestiones económicas u otros inconvenientes. Cuando finalizan con las actividades, deben proceder al "cierre y post cierre de mina". Estas prácticas, por carecer de legislación sobre el tema, no eran exigidas con anterioridad a la época de los años 90. Como consecuencia, todas las minas abandonadas o inactivas con anterioridad a los años 90 presentan pasivos ambientales mineros, con diferentes grados de contaminación y alteraciones del ambiente, por ejemplo, depende del volumen de explotación o mineralizaciones e hidrotermalismo. Debido a estas características, es necesario realizar un inventario de los pasivos en la provincia y ponerlos en orden de prioridades, según los riesgos que implican y realizar estudios para proceder a la remediación.

Los actuales propietarios de minas, tienen que proceder a la remediación de los pasivos mineros, según exigencias de normativas y de las autoridades correspondientes. En las minas que ya no tienen propietarios y tienen pasivos mineros, el Estado debe hacerse cargo de la remediación.

En la provincia de Jujuy son innumerables las minas con pasivos mineros, sin embargo podemos decir que los más urgentes son Mina Pan de Azúcar en el departamento Rinconada y el distrito minero Pumahuasi en el departamento de Yavi. Mina Pan de Azúcar tiene mineralización de plomo, plata y zinc, En el área se encuentran restos del campamento minero, laboratorio químico, instalaciones de molienda y concentración de minerales, diques con los residuos de la planta de tratamiento de minerales, escombreras. Tiene el gran inconveniente, con el agua que drena la mina porque escurre en afluentes con aguas intermitentes uno hacia el norte y otro hacia el sur, luego ambos se unen al río Cincel que desemboca en la Laguna de Pozuelos. Esta laguna, que constituye el "Monumento Nacional Laguna de los Pozuelos", ha sido incluida como humedal (Convenio Ramsar) y declarada como Reserva de biosfera en 1990 por la Unesco.

El distrito minero Pumahuasi tiene mineralizaciones de plomo, plata y zinc. El distrito tiene varias minas próximas entre sí, distribuidas en diferentes subcuencas, también se presentan escombreras mineralizadas y estériles, restos de instalaciones mineras y excavaciones sin cerrar. Las aguas que drenan el distrito minero escurren hacia el sur, hasta el valle de la localidad de Cangrejillos y hacia el oeste hacia el río del Puesto.

En la Puna jujeña se presentan más del ochenta por ciento de las minas abandonadas y en menor cantidad en Cordillera Oriental y sierras subandinas.

Las canteras abandonadas también constituyen pasivos mineros, tal vez con menor grado de contaminación, pero si alterando el paisaje, por ejemplo, pozos, laderas inestables, escombreras, incluso algunas instalaciones mineras.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...