Crece en la ciudad el malestar por el deterioro de los billetes

La falta de cambio es un viejo problema que no deja de complicar la vida de los jujeños a diario y genera un continuo malestar, convirtiéndose en una de las principales quejas de los vecinos de la ciudad que se ven perjudicados por diversas situaciones que ocurren a la hora de adquirir un producto o brindar un servicio.

El Tribuno de Jujuy recorrió ayer algunos almacenes de los barrios para conocer la situación y los comerciantes explicaron que se presentan dos dificultades al momento de cobrar. "Nos pasa que hay problemas para dar vuelto porque casi no hay en circulación billetes de baja denominación, sumado a que los que hay están en muy mal estado, por eso el vecino no quiere recibirlos", señaló el propietario de un almacén del barrio Mariano Moreno, quien agregó que "incluso nos pasa a nosotros cuando una persona viene a comprar con un billete en malas condiciones, en muchas ocasiones no nos queda más que recibirlo porque no tenemos otra alternativa para vender".

En la misma línea se expresó la dueña de una panadería y mercado del barrio Luján que dijo a este diario que "si una persona viene a comprar algo que tiene un valor de ochenta pesos, se nos complica bastante porque no hay billetes de diez, veinte o cincuenta pesos". Y agregó que "como alternativa les ofrezco que se lleven por ese monto algo de mercadería, pero en su mayoría no lo aceptan porque también entiendo que la situación económica está difícil y que por ahí la gente cuenta con ese dinero para comprar otras cosas".

Ante estas situaciones, muchos comerciantes volvieron a una vieja práctica y habilitaron los ya conocidos "vales". Se trata de una tarjeta o un papel firmado por el dueño del negocio en el que se reconoce un monto de dinero para una futura compra.

"Algunos lo reciben, otros se niegan, pero es la solución que podemos brindar en estos momentos para no resultar perjudicados ninguno de los dos", señaló otro comerciante.

Por otra parte, otra de las preocupaciones tanto de los comerciantes como de los vecinos es la falta de monedas que hay. En la provincia casi no se consiguen y los reclamos aumentan.

Como sucede en todo el país los billetes de menor denominación sufren un acelerado deterioro desde hace unos años. Algunos especialistas señalan que entre los principales motivos es que cambian de manos rápidamente.

Hasta el momento el Gobierno no ofrece solución alguna a la problemática, que podría agravarse si se sigue acelerando el problema inflacionario.

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...