¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
28 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

La violencia en Rosario se cobró la vida de un pibe que hizo las inferiores en Rosario Central

Lucas Vega murió de un disparo en el pecho. Se encontraba con otros adolescentes, que también fueron heridos de bala. 

Martes, 02 de agosto de 2022 18:19

Lucas Giovanni Vega Caballero tenía 13 años y este lunes por la noche fue asesinado en la esquina de Génova y González del Solar, en barrio Emaús, en la zona noroeste. Es una de las 168 víctimas de homicidios dolosos en lo que va del año en el departamento Rosario. Una de las tres personas acribilladas a tiros en distintos hechos ocurridos en las primeras horas de agosto. Una vida menos y un número más en la estadística criminal. En este caso, la de un adolescente que hizo las inferiores en Rosario Central, según las imágenes que compartió en su cuenta de Facebook, donde se mostraba gambeteando a dos jugadores de Boca en su foto de perfil. Hasta la Liga Profesional de la AFA publicó un sentido tuit en el que enviaron condolencias a la familia de la víctima.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Lucas Giovanni Vega Caballero tenía 13 años y este lunes por la noche fue asesinado en la esquina de Génova y González del Solar, en barrio Emaús, en la zona noroeste. Es una de las 168 víctimas de homicidios dolosos en lo que va del año en el departamento Rosario. Una de las tres personas acribilladas a tiros en distintos hechos ocurridos en las primeras horas de agosto. Una vida menos y un número más en la estadística criminal. En este caso, la de un adolescente que hizo las inferiores en Rosario Central, según las imágenes que compartió en su cuenta de Facebook, donde se mostraba gambeteando a dos jugadores de Boca en su foto de perfil. Hasta la Liga Profesional de la AFA publicó un sentido tuit en el que enviaron condolencias a la familia de la víctima.

Lucas murió de un disparo en el pecho, de acuerdo a las primeras informaciones que se conocieron de la feroz balacera que tuvo lugar pasadas las 22.30 de este lunes, que es investigada por la fiscal Gisela Paolicelli. Se encontraba con otros adolescentes, que también fueron heridos de bala. Su hermano, de 15 años, recibió un tiro en la pierna derecha por el que fue trasladado al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

La víctima fatal del ataque a tiros tiene su cuenta de Facebook repleta de imágenes suyas del momento en el que jugaba en Central, el club de sus amores, donde hasta sus propios entrenadores lo definen como un “crack”. 

En el perfil de su padre sucede lo mismo: exhibe con muchísimo orgullo fotos de Lucas, incluso una del 16 de septiembre de 2019 en la que posa con un trofeo con el escudo canalla de fondo junto a una frase que dice “Dale campeón”.

“Lucas, estás jugando en AFA gracias a tu esfuerzo y dedicación al fútbol. Mucha suerte el domingo, que jugás contra Nueva Chicago. Te quiero mucho”, le dice su padre a través de otro posteo en Facebook que data del 24 de mayo de 2019.

Sin embargo, este año el chico no continuó en Central, pero no se despegó la pelota, la que siguió pateando en el Polideportivo 7 de Septiembre.

Este martes, Rosario Central emitió un comunicado a través de su sitio oficial. "Lamentamos profundamente el fallecimiento de Lucas Vega, a sus 13 años, quien fuera jugador de nuestra institución en las divisiones infantiles. Enviamos nuestro pésame a la familia en este difícil momento, nos sumamos al pedido de justicia y exigimos el esclarecimiento de la muerte de Lucas", dice el texto.

La cuenta de la Liga Profesional de la AFA también posteó un tuit sobre Lucas. "Lamentamos profundamente el fallecimiento de Lucas Vega, jugador de las infantiles de Rosario Central. En este difícil momento le enviamos nuestras condolencias a su familia y amigos", escribió.