¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

25°
1 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

En Jujuy, una familia necesitó $104.603 para no ser pobre

Los ingresos son para un grupo de cuatro miembros, que para no ser indigente requirió 49.510 pesos.

Sabado, 20 de agosto de 2022 01:02

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La Dirección Provincial de Estadísticas y Censos (Dipec) informó que en julio último, una familia de cuatro integrantes (un jefe varón de 35 años, su esposa de 31 años, un hijo de 5 y una hija de 8 años) en la Provincia de Jujuy necesitó 104.603,43 pesos para no ser pobre, más de 4.700 pesos (4,7%) que en junio.

Asimismo, ese mismo tipo de familia requirió 49.510,68 pesos, es decir 1.904,98 pesos más (4%) que en junio, para no ser indigente, de acuerdo a los nuevos valores de la Canasta Básica Alimentaria y de la Canasta Básica Total, respectivamente.

De acuerdo al informe de la Dipec, la variación interanual de la CBA fue de 65,4% y de la CBT resultó 62,6%, siempre en la Provincia de Jujuy.

Asimismo, un varón adulto de entre 30 y 60 años de edad, de actividad moderada, para cubrir durante ese mes sus necesidades necesitó 16.022,88 pesos para no ser indigente y 33.852,24 pesos para no ser pobre.

En lo que hace a un hogar de tres miembros (una jefa de 35 años, su hijo de 18 y su madre de 61) requirió en julio 39.095,82 pesos para no ser indigente y 82.599,47 pesos para no ser pobre. En tanto que un hogar de cinco integrantes (un matrimonio -ambos de 30 años- y 3 hijos de 5, 3 y 1 año cumplido) necesitó 53.836,86 pesos para cubrir la CBA, que solo incluye algunos alimentos, y 113.743,53 pesos para afrontar la CBT, que incluye alimentos y considera bienes y servicios no alimentarios.

Cabe señalar que los alimentos seleccionados y sus cantidades en función de los hábitos de consumo de la población, a partir de la información provista por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (Engho). Dado que los requerimientos nutricionales son diferentes según la edad, el sexo y la actividad de las personas, por lo que se hace una adecuación que refleje las características de cada miembro de un hogar en relación con sus necesidades nutricionales. Para ello, se toma como unidad de referencia el requerimiento energético (2.700 kcal) del varón adulto y se establecen relaciones en función del sexo y la edad de las personas, construyendo así una tabla de equivalencias.