Procesión y misa para agradecer al Santo Patrono

La capital de la provincia se pobló de miles de fieles que acompañaron la imagen del Santo Patrono, el Santísimo Salvador, en su recorrido por las calles de la ciudad que se vistieron con los colores papales para rendir un justo homenaje a quien le diera su nombre.

La procesión estuvo encabezada por bandas de sikuris que aportaron su música a la colorida fiesta engalanada con globos y mechudos amarillos y blancos y delegaciones escolares de los colegios religiosos de la ciudad, acompañados de funcionarios provinciales, encabezados por el gobernador Gerardo Morales; el vicegobernador Carlos Haquim; el intendente capitalino, Raúl Jorge, y demás autoridades.

GOBERNADOR DE JUJUY | GERARDO MORALES RECIBE EL SALUDO DEL OBISPO.

La sagrada imagen fue trasladada por efectivos policiales a lo largo de todo el recorrido y fueron ellos quienes posteriormente la entronizaron en el atrio de la Catedral para iniciarse la misa presidida por el obispo diocesano de Jujuy, monseñor Cesar Daniel Fernández, acompañado de sacerdotes pertenecientes a diferentes parroquias de San Salvador de Jujuy.

Reflexión de los obispos

"En nuestra patria Argentina también tenemos nuestros problemas, los obispos argentinos ante la celebración tan popular de San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, reflexionábamos y decíamos, pedir por el trabajo es pedir que todos los trabajadores tengan derecho a vivir dignamente del esfuerzo cotidiano y a desplegar sus potencialidades y talentos para aportar al crecimiento de nuestra patria", afirmó monseñor Fernández.

SIKURIS | LOS MÚSICOS DIJERON PRESENTE EN LA CELEBRACIÓN.

Seguidamente el obispo jujeño indicó que "también suplicamos el pan nuestro de cada día según nos enseñó Jesús en el Padre Nuestro, el pan que alimenta nuestra vida y que diariamente se hace cada vez más inalcanzable a causa de la inflación asfixiante que padecemos y que genera miseria", acotando: "Cómo no pensar en la cantidad creciente de hermanos que se acercan diariamente a los comedores, en los adultos mayores que no pueden comprar sus medicamentos, en las familias cuyos ingresos son cada vez más insignificantes".

"El pan que se pide para todos, el que se logra con el propio trabajo hoy es un clamor de justicia" dijo, al tiempo que mencionó: "Pedimos también el pan de la fraternidad, porque el pan no se come en soledad, se comparte en una mesa de familia, en comunidad, cuánto necesitamos de ese pan en una sociedad agrietada y enfrentada donde no acabamos de entender que nadie se salva solo y parece lejano y a veces imposible generar proyectos comunes donde la verdadera brecha se agiganta cada vez más en relación a los que padecen la pobreza y la indigencia", afirmó entre otros conceptos el obispo de Jujuy.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...