Warren Buffett y su empresa: un desafío para gerontólogos

El multimillonario Warren Buffett, quien el pasado 30 de agosto cumplió 91 años de edad, continúa liderando la empresa Berkshire Hathaway -considerada una de las mayores empresas por acciones que hay en el mundo- cuyo valor de mercado es de 645.000 millones de dólares.

La conducción de Berkshire Hathaway, que fundó hace 58 años, sigue estando, de manera férrea y concreta, en sus manos, pues ostenta el rol de CEO, presidente y jefe de inversiones.

Para realizar estas tareas Buffett, a quien los especialistas suelen denominar "el que puede proclamarse el mayor inversor de valores de la historia", cuenta con la persona que es su mano derecha. Obvio que tiene que tratarse de alguien lucido, capacitado para análisis racionales de elevada responsabilidad y eficacia. Se llama Charlie Munger quien ya cumplió los 97 años.

Junto a ellos está el directorio, compuesto por 14 miembros; de los cuales 5 tienen 89 años o más.

A lo largo de este lapso de poco más de medio siglo han tenido sorprendentes y pingües negocios así como uno que otro fracaso. Lo cual no fue óbice para que el valor de la empresa siguiera incrementándose más y más hasta alcanzar las cifras actuales. Otro dato de importancia: los ingresos totales de Berkshire son el doble de los del índice S&P 500. Para quien no está en el tema, explicamos que el índice Standard & Poor's 500, también conocido como S&P 500, es uno de los índices bursátiles más importantes de Estados Unidos. Al S&P 500 se lo considera el índice más representativo de la situación real del mercado. Pues bien, el nonagenario acompañado de su equipo de confianza, logró duplicar, mediante sus negocios, los resultados del S&P 500. Lo que implica un talento muy particular, por cierto.

Si bien es cierto que, en este momento, el mismo Buffett ya ha dado a conocimiento de la prensa quien será su sucesor, lo concreto es que aún sigue conduciendo el timón de todo. No ha dicho aún cuándo cederá los tres lugares que sigue ocupando.

Lo que resulta realidad concreta, también, es que Warren Buffett donó 31.000 millones de dólares a la Fundación Bill & Melinda Gates. Además, 99% es el porcentaje de su fortuna que legará, por herencia, el día en que ocurra su fallecimiento, a la Fundación Gates.

Tan activo y atento a toda la realidad se encuentra el empresario que el 14 de abril de 2021 firmó, junto con otros de gran renombre también, una carta oponiéndose a "toda legislación discriminatoria" que haga más difícil votar. Lo que se dice, una persona con compromiso ciudadano. Un tiempo antes, había levantado una voz de alarma sobre las criptomonedas. Notorio que el hombre está bien informado sobre cuánto va sucediendo en el mundo, razona y reflexiona al respecto y toma las decisiones que entiende adecuadas.

Esta historia no ha de sorprender demasiado a los gerontólogos. La Ciencia ya viene explicando desde hace un par de décadas que una persona mayor de 70 años puede continuar ejerciendo sus funciones cognitivas sin mayores deterioros, en la medida que haya cuidado en el lapso anterior de manera adecuada sus condiciones biológicas, psíquicas y sociales. Recordemos que el concepto de salud mundialmente aceptado hace tiempo es el del bienestar biopsicosocial. No sólo es cuestión de lo orgánico. Hay que atender los aspectos psicológicos así como el área social. La soledad es mala consejera, salvo cuando se la busca intencionalmente, aislándose por momentos de las habituales relaciones interhumanas, con un fin predeterminado; como puede ser estar concentrado para escribir, leer, estudiar o reflexionar sobre un asunto que se considera importante.

Hace poco más de un año, volvió a sorprender al mercado al involucrarse en el negocio de las casas prefabricadas impulsando a una empresa que investiga y construye edificaciones con módulos de forma rápida, simple y muy económica.

Una forma de edificación que parece llamada a ser muy usual en tiempos como los que estamos atravesando.

Buffett y el grupo de ancianos (considerados así por su edad cronológica y no por las tareas que desarrollan a diario) son el mejor ejemplo de cuán errados están esos mensajes que suelen verse en las redes sociales al descalificar a alguien por la cantidad de años que lleva transitados en este mundo.

Finalizamos con dos frases típicas de Buffet: "Si Ud. me dice cuáles son sus héroes podré decirle cómo va a ser usted en la vida". "Sé temeroso cuándo otros son codiciosos y codicioso cuándo otros son temerosos".

(*) Antonio Las Heras es doctor en Psicología Social.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...