Una multitud despidió a la reina Isabel II en Londres

El rey Carlos y miembros de la familia real se reunieron ayer en el Palacio de Buckingham para recibir el féretro de la difunta reina Isabel, después de que decenas de miles de personas se alinearan en las calles mientras era conducido por la capital británica.

En una noche oscura de fuerte lluvia, el coche fúnebre, bien iluminado, viajó lentamente desde un aeropuerto cercano a través de Londres, con multitudes paradas a lo largo del camino, personas en la carretera, otras lanzando flores y muchas abandonando sus coches para echar un vistazo al cortejo.

Isabel murió el jueves en su casa de vacaciones del castillo de Balmoral, en las Tierras Altas de Escocia, a los 96 años, sumiendo a la nación en el luto.

La muerte de la monarca más longeva de Gran Bretaña ha hecho que cientos de miles de personas se reúnan en los palacios reales de todo el país para expresar sus condolencias.

Carlos, que se convirtió automáticamente en rey, se reunió con sus hijos, Guillermo y Enrique, y otros miembros de la familia real, dijo un portavoz del palacio.

La princesa Ana, única hija de la reina, viajó con el féretro cuando lo trajeron desde Escocia, donde ha estado desde la muerte de Isabel la semana pasada.

"Ha sido un honor y un privilegio acompañarla en sus últimos viajes", dijo Ana en un comunicado. "Ser testigo del amor y el respeto mostrados por tantos en estos viajes ha sido a la vez aleccionador y edificante".

Un grupo de portadores de la Real Fuerza Aérea llevó el féretro al avión de transporte. Una guardia de honor del Real Regimiento de Escocia se puso en pie con las bayonetas caladas mientras la banda del regimiento tocaba el himno nacional cuando el avión empezó a rodar. Con ello, Escocia despidió a la reina.

Una multitud de personas se congregó también ante el Palacio de Buckingham, escenario de muchas festividades memorables durante el reinado de la reina.

Hoy, el féretro será trasladado en un carro de combate como parte de una gran procesión militar hasta Westminster Hall, donde se iniciará un periodo de reposo hasta el funeral del lunes 19.

El público podrá pasar junto al féretro durante las 24 horas del día hasta la mañana del funeral, al que asistirán decenas de líderes mundiales, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Países sin invitación

Las autoridades de Rusia, Bielorrusia y Myanmar no fueron invitadas al funeral de Estado de la reina Isabel II como represalia a sus políticas fuera o dentro de sus fronteras, confirmaron fuentes ministeriales a los medios británicos.

En la discriminación de invitaciones, el Reino Unido aprovechó así para sentar posición respecto de algunos personajes mundiales sobre quienes pesan denuncias de violaciones a los derechos humanos o, como en el caso del líder ruso, Vladimir Putin, por la invasión a Ucrania.

De acuerdo con las decisiones sobre el tema conocidas ayer, la República Islámica de Irán estará representada solo a nivel de embajadores. Y sorprendió a la prensa local que entre los invitados al funeral se encuentra el líder de extrema derecha y presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

En total se enviaron invitaciones a alrededor de 500 líderes y jefes de Estado de todo el mundo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...